Lucía, plántame la parra! •Imprimir•

 

La última Cumbre del MECOSUR, celebrada la pasada semana en la región vitivinícola del Vale dos Vinhedos (Sur de Brasil) trajo aparejado consigo algunos gestos importantes por parte de las máximas autoridades presentes, con acciones que visaron en dar mayor visibilidad al sector vitivinícola

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

Fotos: Divulgación

 

 

Durante los días 2 al 6 de diciembre pasado, el municipio gaúcho de Bento Gonçalves fue palco de la 55ª Cúpula del MERCOSUR, con sede en el SPA do Vinho, localizado en pleno corazón del Vale dos Vinhedos. Entre las autoridades allí reunidas, se destacaban Mauricio Macri (Presidente de Argentina) Jair Bolsonaro (Presidente de Brasil) Mario Abdo Benítez (Presidente de Paraguay) y Lucía Topolansky (Vice Presidente de Uruguay, en representación del Presidente Tabaré Vázquez que por motivos de salud no se pudo hacer presente)

 

 


 


 

Fueron muchos los temas tratados en la cumbre, desde manifestaciones de voluntad que buscan reducir los tributos a las importaciones entre los países miembros, hasta advertencias sobre reformas consideradas “necesarias” que deberían buscar darle más vitalidad al bloque sin que imposiciones ideológicas puedan perjudicar el buen funcionamiento del mismo, en tiempos de transiciones de gobiernos.

 


Pero si una cosa fue muy anecdótica, causante de diversas opiniones y comentarios (sobre todo en redes sociales, cuando las noticias e imágenes comenzaron a circular) fue el plantío simbólico de vides – que los cuatro Jefes de Estado – llevaron a cabo en el Lote 41, localizado a un lado del SPA do Vinho, en tierras propiedad del Grupo Miolo.

 

 


 


Allí se los observó – pala en mano – a unos con mayor destreza que a otros, colocar en tierra cuatro vides de la variedad Merlot, emblema de la región y una de las variedades principales que el Consejo Regulador de la D.O Vale dos Vinhedos acepta.

 


No tardaron en aparecer aplausos y críticas en las redes, algunos halagos y otros con tono de reclamo….

 

 

(Atilio Quercini, ex-integrante del Directorio de INAVI - Instituto Nacional de Vitivinicultura de Uruguay - representante de una de las gremiales)

 

 

 

(Extraído de facebook, de varios muros)

 


Lo bueno de todo esto es que, sin lugar a dudas, el momento fue propicio para dar a conocer una región vitivinícola muy enfocada en el turismo, y que con esta acción, por la difusión y notoriedad del evento, fue motivo de destaque en la prensa internacional. Algo muy bueno sobre todo para los vinos de Brasil (pero también para los producidos en Argentina y Uruguay, dos importantes países productores sudamericanos que destinan importante porcentaje de su exportación al país verde amarelo)