SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Viaje enoturístico 29 y 30 de abril

 

ESCAPADA DE FIN DE SEMANA REGADA CON LOS MEJORES VINOS DE LA FRONTERA Y CAMPANHA….. UNA EXPERIENCIA IMPERDIBLE PARA AMANTES DEL ENOTURISMO!

 

 

 

 

Programación:

 

Sábado 29/04

 

00:30 – Salida de Montevideo en micro de última generación de la empresa Bus 90 (desde la esquina de Br. Artigas y Goes, Tres Cruces) www.bus90int.com / 06:30 – Arribo a Rivera (Migraciones)

 

07:00 a 08:45 – Desayuno en Hotel Jandaia de Livramento www.hoteljandaia.com

 

09:00 – Salida con destino a Guatambu Estância do Vinho (Dom Pedrito, Rio Grande do Sul)

10:15 – Llegada a Guatambu Estância do Vinho www.guatambuvinhos.com.br

 

10:30 – Degustación exclusiva privada para nuestro grupo y visita guiada por enólogos recorriendo la vinícola y todas las etapas de elaboración de vinos y espumantes.

 

12:30 – Almuerzo típico regional en régimen de tenedor libre con carnes asadas (cortes nobles de vacunos y ovinos) acompañadas de variedad de ensaladas, todo regado por los vinos y espumantes de esta casa productora. Serán presentados algunos lanzamientos.

 

14:30 – Regreso hacia ciudad de Rivera para check in (aprox. 16 hs.) en Hostería La Bordona www.hosterialabordona.com.uy

 

17:00 – Salida para visita a Bodegas Carrau en Cerro Chapeu (UY) y Cerro Trindade (BR), seguido de degustación exclusiva contemplando el atardecer en las terrazas panorámicas de la casona. Posterior cena regada a vinos. Se degustarán algunas cosechas antiguas de las reservas que la familia atesora en sus cava http://www.uruguaywinetours.com/language/es/bodega-carrau-cerro-chapeu-rivera/

 

22 hs. aprox. – Retorno a la hosteria.

 

Domingo 30/04

 

A partir de la hora 08:00 – Desayuno bufet

 

11:00 – Check out en hosteria y partida hacia Viñas del 636 para visita guiada por el enólogo Thiago Gutiérrez en viñedos y bodega, seguido de degustación y almuerzo criollo regado a vinos de esta casa productora https://www.facebook.com/Bodega636/

 

15:00 – Regreso a Montevideo, con llegada a la hora 21:30 aprox. (Br. Artigas y Goes, Tres Cruces)

(se servirá merienda a bordo)

 

 

 

LUGARES LIMITADOS, MÁXIMO DE 20 PASAJEROS

 

Información detallada sobre costos debe ser solicitada a •Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla•

 

------------------------------------

 

 
Vendimia festiva, y desafíos por delante

 

Participamos de la última edición 2017 de la “Festa da Vindima” en Casa Valduga. Un grupo de casi 60 personas pudo conocer de cerca el proceso de cosecha y de elaboración del vino de forma didáctica y en clima festivo, eso sí, en todo momento muy bien regado por los espumantes y vinos de esta casa productora. El evento que, para el enólogo Eduardo Valduga marcó el cierre de sus actividades luego de más de una década como responsable de esta fiesta, también representó el desafío asumido y comienzo de una nueva etapa en su vida personal y laboral, esta vez en Chile, lugar donde la empresa familiar proyecta expandir su operativa

 

 


 

 

Texto: Daniel Arraspide / Fotos: Andrea Fontes

 

Cuando el primero de los Valduga llegó al sur de Brasil en el año 1875 luego de dejar su tierra natal en el norte de Italia cruzando el Atlántico durante 40 días, al llegar a “L’América” cargado de ilusiones y en búsqueda de una vida digna, seguramente no imaginó que sus descendientes, 140 años más tarde – luego de llegar a ser una de las familias más conocidas y exitosas ligadas a la vitivinicultura brasileña – tuvieran en mente cruzar la Cordillera de Los Andes con el cometido de instalarse allí también.

 

Y es que cuando se tienen objetivos claros y un plan estratégico definido, parecería que todo lo planificado es posible y a fuerza de trabajo, realizable. Así lo entiende la gente de Casa Valduga, a quienes visitamos recientemente en este pasado feriado de Carnaval, y con quienes disfrutamos de una bellísima Festa da Vindima, uno de los eventos enoturísticos más importantes en la agenda anual de la empresa, que celebra todo un año de trabajo representado en el fruto de la vid que viene siendo recogido en esta época.

 

 

 

Con un grupo de turistas que superaba el medio centenar de personas que llegaron al Vale dos Vinhedos desde las más variadas localidades del Brasil, pudimos ser testigos de una festividad que ya desde el vamos, llenaba los ojos. En nuestro caso llegamos al lugar sobre la hora 8:30 y una vez recibidos con la amabilidad que caracteriza a los anfitriones, fuimos invitados a desayunar bajo los parrales, lugar donde abundantes mesas servidas con frutas, panes, jaleas, jugos, café, y los infaltables queso colonial, salame y “copa” (un tipo de bondiola elaborada en la región) – entre otras especialidades locales – conformaron un nutritivo comienzo de jornada.

 

 

 

 

 

Luego, a bordo de vehículos tirados por tractores, el numeroso grupo llegó a uno de los viñedos familiares muy cercanos a la bodega. Allí, muñidos de cajas plásticas de vendimia, y luego de la correspondiente explicación de como realizar la labor, la consigna fue cosechar uvas de un parral cultivado con la variedad Isabel (que Casa Valduga emplea para producir jugos) y que al son de música italiana fue tentando a los participantes que éramos seducidos no solo a cortar racimos, sino también a probar las uvas más maduras. Brindis con espumantes brut y Moscatel fueron la excusa ideal para descorchar varias botellas celebrando la abundante vendimia simbólica efectuada por el grupo.

 

 

Explicación de las tareas culturales que se realizan al viñedo a lo largo del año y visita al Jardim Leopoldina con derecho a degustación de grappas, hicieron parte de la programación que antecedió al almuerzo servido en el Restaurante Maria Valduga donde variadas pastas, galeto, y unas soberbias costillas de cerdo se lucieron junto a una excelente selección de espumantes y vinos donde dos de nuestras etiquetas preferidas pudieron ser degustadas: por un lado el Espumante Reserva 25 meses Blush, y por otro, el blanco Leopoldina Gran Reserva Chardonnay, de esos vinos que nunca aburren!

 

 

 

Lamentablemente otros compromisos asumidos con anterioridad no hicieron posible que pudiéramos acompañar la programación de la tarde, que prometía y mucho. De todos modos les dejamos una foto de la pisada de uvas, imagen que gentilmente nos fue proporcionada ....

 

 

 

Finalizado el almuerzo pudimos charlar brevemente con el amigo Eduardo Valduga, quien nos anticipó que “desde el mes de abril – en que nos mudaremos con mi esposa para Chile – estaremos trabajando en la búsqueda de un terruño, donde la idea es plantar un viñedo y luego de un tiempo construir nuestra propia bodega….. estamos enfocados en un proyecto que comenzará desde el cero, y que irá sumando productos y servicios a medida que vaya creciendo…. en principio la idea es producir Cabernet Sauvignon; tenemos la certeza que es la uva tinta que mejor se da en Chile y que tiene una demanda grande de consumidores.”

 

Mayor información sobre Casa Valduga en www.casavalduga.com.br

 

--------------------------------------------

 
Conociendo vinícolas de Santa Catarina

 

A principio de año el equipo de Vino & Bebidas se propuso conocer algunas empresas del sector vitivinícola localizadas en la Serra Catarinense, sur de Brasil. Así fue que en un corto tour de 3 días entre los municipios de Bom Retiro y São Joaquim, visitamos 4 bellos establecimientos, algunos de los más emblemáticos, también enfocados en el enoturismo. Paisajes encantadores, buenos vinos y gastronomía diferenciada hicieron que nuestro viaje fuera una experiencia muy buena, de esas que dan ganas de recomendar a amigos

 

 


 

Texto: Somm. Daniel Arraspide / Fotos: Marcos Arraspide

 

Previo a nuestro viaje nos habíamos puesto en contacto con el amigo y colega sommelier José Luiz Mattos, experto con experiencia en el rubro del enoturismo y conocedor de las bodegas catarinenses, quien no solo nos ayudó a armar nuestra agenda, sino también nos acompañó de forma personal en el recorrido por los terruños de las sierras.

 

Vinícola Thera

 

Se trata de un nuevo proyecto comandado por la familia de Freitas, cuenta con viñedos propios y vinifica en bodega donde arrienda capacidad y logística – y planea comenzar la construcción de su estructura de vinificación en breve – en una extensa propiedad cecana a la ciudad de Bom Retiro. En tierras altas, con araucarias que parecen pintadas en el bellísimo paisaje serrano donde ésta especie de árbol es prácticamente omnipresente, cultivan Chardonnay, Sauvignon Blanc, Pinot Noir, Merlot, Cabernet Franc, Syrah, Malbec, Sangiovese y Montepulciano D’Abruzzo.

 

 

 

La enología está a cargo de los competentes Átila Zavarize y Flávia Cavalcanti, quienes nos recibieron y nos brindaron no solo una degustación de los productos que Thera tiene en el mercado, sino que además nos invitaron a recorrer la propiedad, lugar donde planean construir residencias de lujo con vistas privilegiadas para la sierra y otras comodidades en lo que se convertirá en algo así como un barrio privado, solo que dentro de la misma propiedad vitivinícola. Sin dudas, un proyecto ambicioso y diferente si comparado a los de concepción más tradicional. Para este mes de marzo planéan abrir un winebar, que vimos en obras muy avanzadas.

 

 

 

Entre el staff de la empresa se cuenta la sommelière Itane Borges (formada en Uruguay) quien está a cargo de la promoción y supervisión de ventas de productos en Florianópolis y su area metropolitana. Hablando de productos, son dos los que hasta el momento han sido lanzados: un muy aromático Sauvignon Blanc que se viene perfilando como “el blanco” que mejor se expresa en estos terruños, y un delicado blend rosé bien al estilo Provence, que para potenciar aún más su diferencial se embotella en un envase estilizado y visualmente muy atractivo, siguiendo la tendencia de los rosés de la región, que suelen diferenciarse en el tipo de botella utilizada.

 

Cooperativa Sanjo

 

Ya instalados en la tranquila ciudad de São Joaquim, lugar que ostenta ser “el municipio más frío del Brasil” (con frecuentes precipitaciones de nieve cuando los inviernos sos rigurosos) con una altitud promedio de 1.360 msnm. visitamos la cooperativa que con su nombre rinde homenaje al de la ciudad: Sanjo (de São Joaquim). Conocida por su enorme producción e industrialización de manzanas, la empresa que inició sus actividades a partir de sus fundadores de origen japonés, desde hace unos años se dedica también al cultivo de uvas finas y la elaboración de vinos, espumantes y jugos.

 

 

 

Las dimensiones del establecimiento impresionan, en más del 90% enfocado en su producto destaque: la manzana. Sin embargo, la uva y el vino viene ganando espacio y dando lugar a productos con un valor agregado interesante, tal el caso de su blanco Nubio Sauvignon Blanc, vino que nos gustó bastante, en el que encontramos una expresión muy franca y elegante de esta vinífera, con notas de frutas tropicales y cítricas, agregando complejidad con una nota herbácea bien interesante.

 

 

 

Nuestro guía en la empresa – Volney – nos preparó una muy completa degustación en la que inclusive probamos la Sidra Bardocco, un fermentado de manzana elaborado por método similar al Charmat en los espumantes de uva, que se muestra delicado, con las notas propias de la manzana, buen equilibrio entre azucar y acidez, que invita de inmediato a un segundo sorbo. Jugos de uva y de manzana, otros conjungando ambas frutas, y hasta alguno inclusive luciendo el logotipo de la reconocida Disney (Sanjo cuenta con una licencia especial que le permite utilizar esta marca en una línea de sus productos) complementaron una muy buena degustación apreciada no solo por grandes, sino también por la gente de menor edad.

 

 

Villaggio Basetti

 

El propietario de la vinícola, Eduardo Bassetti fue quien nos recibio muy amablemente, primero en la tienda de venta que se encuentra a la entrada del establecimiento y luego en la bodega propiamente dicha, distante algunos cientos de metros de este primer lugar que se visualiza desde la propia y sinuosa ruta SC 114. Circundante a la tienda varios paños de viñedos se extienden en los marcadamente ondulados terrenos de la propiedad, en la que también no falta la presencia sublime de las araucarias o “pinheiros” como también son llamados.

 

 

 

Invitados a conocer la propia planta de elaboración, ya allí nos encontramos con una muy buena estructura al mejor estilo bodega boutique, con todo el equipamiento necesario y moderno que permite elaborar partidas limitadas de vinos de alta calidad. Pequeños tanques de fermentación con control de temperatura centralizada y comandada desde un software, prensa pneumática de última generación, barricas de roble de las mejores tonelerías mundiales, y una de las cosas más importante: la enología dirigida por el gaúcho Anderson De Césaro hacen que los vinos de Villaggio Bassetti encanten a consumidores exigentes y profesionales del rubro.

 

 

 

Hablando de vinos, sorprendió mucho el Sauvignon Blanc de la casa, un estupendo y aromático ejemplar que – en coincidencia con otros de la misma cepa que veníamos probando en otros establecimientos – también se destaca entre sus pares. Complejidad, tonos minerales marcados, y buen volumen en boca hacen de este vino una excelente opción para quien gusta de carácter a la hora de elegir un blanco. Por otro lado, el Ana Cristina Pinot Noir gustó por su estilo un tanto europeo, con color delicado y aromas que recuerdan a las frutas rojas silvestres. Su fondo levemente especiado, sus taninos muy redondos y la acidez bien equilibrada, tornan a este tinto de un estilo bastante gastronómico.

 

 

Villa Francioni

 

Es sin dudas una estrella brillante en el firmamento de las vinícolas y el enoturismo catarinense. No en vano fue la primera vinícola abierta al público. Ya con ingresar al establecimiento es raro no sorprenderse por la extensión y lo cuidado del diseño de sus viñedos y la arquitectura de su estructura edilicia, a la que suma muchas obras de arte además de exposiciones de artistas locales. Tuvimos el privilegio de recorrer las instalaciones en un tour guiado por el enólogo residente Nei Geraldo Rasera, quien tuvo la amabilidad de acompañarnos por los 6 niveles en los que – aprovechando la gravedad – la vinícola mueve uvas, mostos y vinos.

 

 

 

Uno de los grandes destaques que se pueden apreciar durante la visita al lugar es la gran panorámica que se puede visualizar hacia los viñedos. Plantados a una altitud promedio de 1.260 msnm. son algunos de los cultivos de mayor edad en la Serra Catarinense, superando en algunos casos los 15 años desde su implantación. De allí es que la Villa Francioni se abastece para sus tres líneas de vinos, a saber: Aparados (un blanco y un tinto – entry level – que están a la venta especialmente en grandes superficies) seguida de la línea Joaquim (vinos intermedios entre los que también se cuentan espumantes elaborados por método Charmat) y que llega a su ápice con la línea VF rindiendo honor al nombre e la casa productora.

 

 

 

Una vez finalizada la visita, pasamos al gran salón de degustación donde pudimos probar varias etiquetas, entre las cuales destacamos el Espumante Joaquim Brut Blanc de Blancs elaborado con las uvas Chardonnay y Sauvignon Blanc, que se muestra muy seductor en nariz y fresco en boca, y el TOP de la casa (que no se incluye en la degustación, pero se puede comprar del wine dispenser) el VF Dilor 2009, un gran tinto de guarda que muestra todo el potencial de las 6 uvas que lo componen. De gran estructura, carnoso, blend de frutas bien maduras y especias, con taninos muy presentes y acidez equilibrada, este tinto demostró que la vocación por vinos de guarda también está presente en Santa Catarina.

 

Consejos de hospedaje, entretenimiento y gastronomía en São Joaquim-SC

 

 

Bistrô Bacco es el restaurante que funciona a un lado de los viñedos de Villa Francioni. En este lugar de ambientación moderna pero sobria y decoración acorde, se pueden degustar algunas especialidades locales como filet de trucha o unos ñoquis de pinhão (el fruto de la araucaria) salseados con una espectacular boloñesa. Los precios pueden ser un poco superiores a los de restaurantes localizados en la ciudad, pero la experiencia gastronómica vale mucho la pena.

 

 

Pequeno Bosque fue un muy buen descubrimiento en pleno centro de São Joaquim. Se trata de un restaurante de culinaria gaúcho-catarinense, con buena selección de carnes, pastas, y especializado en fudues. Optamos por el tradicional de quesos ya que la noche fresca ameritaba, que venía acompañado de pan cortado en dados, papines, brócoli, manzana y dulce de guayaba; riquísimo y abundante. El lugar posee buena carta de vinos y al pagar la cuenta no existen sobresaltos.

 

 

Snow Valley es un lugar que hay que conocer, sobre todo si visita la comarca con niños o adolescentes. El parque de diversiones a cielo abierto ofrece muchas opciones como ser tirolesa, muro de escalada, péndulo, paseo en triciclo y trillas ecológicas (entre otras opciones) distribuidas en un parque de 30 hectáreas. Suma un restaurante de cocina internacional, donde además se pueden degustar riquísimos jugos (como el de mora, exprimido en el momento) y pasteles como el de manzana o de pinhão.

 

 

 

Conducir los 53 kilómetros que separan la ciudad de São Joaquim de la Serra do Rio do Rastro (hasta su mirador panorámico en lo alto del planalto) es un regalo para nuestro visual. Paisajes bucólicos que parecen sacados de una película nos seducen e invitan a hacer paradas para apreciar el paisaje con mayor tranquilidad y aprovechar para hacer fotos. Si se decide a atravesar la sinuosa ruta que atraviesa el cañón, hay que conducir con sumo cuidado y sin prisa, algo que también es compensado por los espectaculares paisajes circundantes.

 

 

 

Variadas “pousadas” y hoteles se reparten por todo São Joaquim “Capital Brasileña de la manzana”, y si bien hay establecimientos para todo tipo de huéspedes y bolsillos, nos llamó bastante la atención no conocer (parecen no existir) ningún hotel de alta categoría. Por lo general los establecimientos son bastante simples, a veces inclusive con costos elevados comparados con la media de otras ciudades. Para un lugar que basa su turismo en la aventura invernal de poder disfrutar de la nieve, en la cultura de la manzana, y desde no hace mucho más de una década en una oferta enoturística que viene creciendo, falta oferta hotelera más cuidada para quien visita el lugar en busca de una experiencia inolvidable.

 

-----------------------------------------

 

 
A cosechar a la Antigua!

 

El fruto de todo un año de trabajo está maduro, la cosecha pronta para ser levantada. La vendimia es el momento crucial donde el vino toma forma. Sé partícipe de ese momento y ven a brindar por los futuros vinos 2017…. Antigua Bodega Stagnari abre sus puertas este sábado 11 de marzo y te espera con la mesa servida. Mencionando el portal Vino & Bebidas obtienes un 15% de descuento en los tickets para el evento. Te lo vas a perder?

 

 


 

En el invierno se podó, en la primavera la vid reverdeció con sus nuevos brotos, luego en el verano el fruto se formó y comenzó a madurar. Ahora, a pocos días de comenzar el otoño esos frutos están en lo que agrónomos y enólogos llaman “su punto óptimo de madures”. Vides cargadas en mayor o menor medida de ricos y jugosos racimos aguardan a que manos cuidadosas recojan esa fruta tan apreciada e imprescindible que se transformará en vino.

 

Cuidadosos y poniendo un esmero que – reflejado en la calidad de sus vinos – se deja ver en las propias filas de los viñedos que la empresa cultiva en Santos Lugares y en las riberas del Santa Lucía, el personal de Antigua Bodega Stagnari ha preparado todo para que curiosos y amantes del buen vino puedan apreciar esa etapa de transformación, casi mágica, y para algunos hasta considerada de “alquimia”.

 

Por eso este próximo sábado 11 de marzo, a partir de la hora 11 las puertas de la bodega de la familia Stagnari se abren para aquellos que deseen participar de esta experiencia que solo se vive en esta época del año. Tijeras, y cajas de vendimia que deberán ser cargadas, esperan por los entusiastas enoturistas que hasta el establecimiento se acerquen, claro está, con previa reserva.

 

La recompensa a quienes participen de esta linda actividad será una muy buena selección de vinos, además de empanadas, chivitos (que prometen ser “de autor”) y uvas frescas. Tentador, no?

 

Se prevee una gran pisada de uvas, concurso mediante, por lo que es recomendable ir preparado con ropa y calzado acorde para la ocasión. El costo del ticket es de $ 1.100 (para menores de edad $ 800). Quienes por tema de salud, o por ser “conductores designados”, y para la gente menuda, se servirá jugo de uva. Por un costo adicional se ofrece transporte ida y vuelta desde Tres Cruces.

 

La reservas de lugares se hacen a través del e-mail •Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla• o por el celular 099 946 316 y el pago de los tickets se hace efectivo en la cuenta Abitab 73262

 

El plazo para reservas y pago de las mismas es hasta el miércoles 8 de marzo inclusive. Recuerden que los cupos son limitados.

 

--------------------------------------------------

 

 
Areniscas que se tornan Lagrima’s de Oro

 

Un nuevo terruño surge en el Uruguay profundo, al norte del Río Negro en el Departamento de Tacuarembó. Allí – en un establecimiento cercano al poblado de Paso Hondo – inversores franceses apostaron por un pequeño viñedo y por mano de obra calificada en un proyecto que cuenta con la dirección técnica del reconocido Enólogo Fernando Pettenuzzo

 

 


 

Texto y fotos: Sommelier Daniel Arraspide

 

Sorprendió a más de uno en el Salón del Vino de Enjoy Conrad (donde fueron presentadas algunas de estas nuevas etiquetas) el hecho de escuchar “son vinos elaborados con uvas cultivadas en Tacuarembó”, y ello llamó la atención, o mejor dicho, despertó la curiosidad para que unos cuantos consumidores primero probaran, y luego aprobaran la propuesta de Domaine de L’Arvol (así el nombre de la novel empresa) que ya cuenta una media docena de años desde su fundación, pero que hasta el momento se había mantenido al margen del mercado interno.

 

Surgida inicialmente con la idea de abastecer de vinos a los clientes de las empresas que gerencia alrededor del mundo, la propietaria de Domaine de L’Arvol decide ampliar sus horizontes y apostar también al mercado doméstico uruguayo. Un mercado en donde siempre hay lugar para novedades, sobre todo cuando se trata de vinos elaborados en pequeña escala y con un concepto que prima la alta calidad por encima de la cantidad producida.

 

Con una línea actual que se reparte en cinco etiquetas: tres vinos tranquilos de los cuales uno es un rosado y dos son tintos de diferente estilo, a los que se suman dos burbujeantes (uno blanco y otro rosado) elaborados por método tradicional, el emprendimiento se centra en dos marcas: Areniscas para el caso de sus vinos (con la que hacen honor a ciertas carecterísticas de sus suelos) y Lágrima de Oro para los espumosos, estos últimos, dos productos bien diferenciados entre sí que se suman en la vendimia del 2015.

 

 

Enólogos Álvaro Giacobbe y Fernando Pettenuzzo

 

Domaine de L'Arvol no cuenta con bodega propia, algo que aún no justificaría la inversión dado su pequeña producción, por lo que arrienda superficie en la Bodega Santiago Giacobbe localizada en Puntas de Manga (Montevideo) local donde la flamante empresa instaló sus propios tanques y barricas. La comercialización de los vinos está a cargo del enólogo Álvaro Giacobbe, quien además trabaja en conjunto con Pettenuzzo en varios proyectos.

 

Pero volviendo al norte, a tierras tacuaremboenses, y de acuerdo a lo comentado por el enólogo cuando fuimos invitados a degustar los vinos, nos enteramos que “las características de los suelos son muy particulares, son sueltos, arenosos, profundos y de muy buen drenaje, con buena amplitud de temperaturas entre el día y la noche”. Tierras en las que – repartidas en una hectarea – se plantaron inicialmente las variedades Tannat, Cabernet Sauvignon, Malbec, y Tempranillo en tintas, además de Chardonnay como única blanca.

 

"El Malbec no convence, y en esta zafra 2017 (próxima a la vendimia) le daremos la última oportunidad. Si no tenemos buenos resultados este año, se va a arrancar y aprovechar esa tierra con otra variedad mejor adaptada” sentenció Pettenuzzo haciendo referencia a la uvas elegidas. Ya al referirse sobre la vinificación de los tintos, particularmente a los de la cosecha 2014 (que son los que actualmente se comercializan) el enólogo nos decía que “las cinco variedades se molieron y fermentaron juntas, inclusive el Chardonnay, lo que nos llevó a que, a medida que íbamos cosechando se colocaran las uvas en cámara frigorífica hasta tener el total de las cinco variedades cosechadas”.

 

Hablando de los cuatro productos degustados (ya que el rosé se encuentra agotado) queremos destacar dos que a nuestro entender son los que más nos llamaron la atención….

 

ARENISCAS Tinto Gran Blend Crianza 2014

 


 

Se trata de un corte de uvas co-fermentadas, en las que fuera efectuada una maceración prefermentativa en frío, y que luego de culminada la fermentación alcohólica fuera descubado a barricas nuevas en las que permaneció en promedio 8 meses. Así se obtuvo un vino de color rojo oscuro con destellos violáceos, que en nariz se presenta seductor con muy buena fruta roja y negra silvestre, delicadas especias provenientes de madera noble a las que se suman sutiles notas de coco y chocolate amargo. Ya en la boca se percibe con taninos aterciopelados, acidez firme y jugosa, y muy buen equilibrio final que lo revela como un vino de perfil bien gastronómico que acompaña platos de carnes de caza, como por ejemplo una magret de pato en su punto.

 

LAGRIMA DE ORO EXTRA BRUT 2015

 


 

Fruto de una cuvée de vinos base 70% Chardonnay – 30% Viognier, con una segunda fermentación en botella de aproximadamente 9 meses sobre borras, este fino burbujeantes es, sin dudas, el más diferente espumoso natural uruguayo elaborado hasta el momento. De estilo semi-maduro, con notas que recuerdan mucho al estilo de los espumantes européos (sobre todo de la región de la Champaña) una vez servido en la copa, se muestra inquieto y de pequeñísimas burbujas que ascienden continuamente. De color amarillo vivo con reflejos dorados, aromas complejos que recuerdan las frutas de pulpa blanca y carnosa, cáscaras de cítricos confitados (limón, pomelo, naranja) a las que se suman notas de pan tostado y fermentos, se muestra como un producto complejo que está pensado para consumidores entrenados. En boca se presenta amplio, cremoso, repitiendo las notas encontradas en la nariz, y con un final largo de acidez bien marcada. Ideal acompañado de un filet de salmón grillado con salteado de vegetales y crema acida.

 

 

Dio agua en la boca? Encuentre los selectos productos de Domaine de L'Arvol en selectos establecimientos del circuito gastronómico, en licorerías y en las tiendas de la importadora Vinos del Mundo (Punta del Este y José Ignacio)

 

 

-----------------------------------------

 

 

 
« •Inicio••Prev•12345678910•Próximo••Fin• »

•Página 1 de 55•

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.