SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Articulos
Época de vendimia…. qué nos trae el 2014?

 

Un recorrido de 3.200 kilómetros por varios terruños nos mostró la muy buena calidad con la que se está presentando la zafra de uvas 2014 en las diferentes regiones de Rio Grande do Sul. Calor, escasas lluvias, y el buen manejo cultural en viñedos que comienzan a mostrar madurez son algunas de las claves que explican el porqué los vinos que están “naciendo” en esta vendimia darán que hablar

 

 

 

 

Texto: Somm. D. Arraspide / Fotos: Andrea Fontes

 

 

Hace bien poco tiempo que – de forma intensiva – un buen porcentaje de vitivinicultores brasileños viene orientando su producción (parcial o totalmente) a la elaboración de vinos finos. Estamos hablamos de la vinificación de variedades nobles que poco (o nada) tienen que ver con lo que se destina a los llamados vinos comunes o “de mesa”.

 


Decimos esto pues, si una cosa hay que tener presente cuando se habla de vinos brasileros es esta: son dos industrias totalmente diferentes; por un lado la que se dedica a los vinos en volumen elaborados con variedades híbridas y americanas, y por otro lado la que enfoca su producción a vinos y espumantes que tienen como materia prima las uvas vitiviníferas.

 


Bien, aclarado este punto, cabe preguntarse qué es lo que se puede evaluar (así sea de forma parcial aún) de la actual vendimia en territorio gaúcho? Para poder responder esa interrogante tuvimos que viajar para ver in situ como se viene dando el trabajo de viticultores y bodegas en el vecino estado.

 

 


 


Nuestros destinos estuvieron centrados en dos regiones que visitamos entre el sábado 1 y el domingo 16 de febrero: Vale dos Vinhedos en la Serra Gaúcha y Livramento / Dom Pedrito en la región próxima a la frontera con Uruguay conocida como Campanha Gaúcha.

 


Una vez finalizado este primer recorrido del año por el sur del Brasil en que transitamos unos 3.200 kilómetros, estamos en condiciones de comentar que es lo que vimos, degustamos y de compartir lo que recabamos de información….

 


Apertura oficial de la vendimia en el Vale dos Vinhedos


Parecía una broma, pero la lluvia – unos fuertes chaparrones – le jugaron una mala pasada a la organización del evento y el tiempo seco que se venía dando por semanas se vio interrumpido por un episodio que obligó a que el 1 de febrero las soberanas del Vale dos Vinhedos pisaran las uvas bajo techo.

 

 


 


El momentáneo clima adverso no empañó la alegría de productores, autoridades, invitados y de la comunidad local que reunidos en el salón comunal 8 da Graciema agradeció y pidió la bendición – misa de por medio – por la cosecha que venían levantando. Un Filó Italiano que rescató las costumbres de los inmigrantes vistió las mesas de abundantes panes, quesos, salames, grostoli, uvas, y otras especialidades locales que supieron hacer buena compañía a los espumantes y vinos servidos por una docena de vinícolas que se sumaron al festejo.

 

 


 


Diversos acentos se entremezclaban en el público proveniente de varios estados brasileños, mientras la voces de los coros típicos y los instrumentos musicales sonaban poniendo ritmo con fuerte acento italiano en el evento. Brindis va, brindis viene, así transcurrió la sexta edición de un evento organizado por el Hotel Villa Michelon con el apoyo de APROVALE (Associação de Produtores de Vinhos Finos do Vale dos Vinhedos) en medio de una demostración de fe cristiana.

 


Casa Valduga, Vale dos Vinhedos


El rápido pasaje por el “Vale” no hubiera sido tan objetivo – y a su vez informativo – si no nos hubiéramos reunido y charlado con nuestro amigo el enólogo Eduardo Valduga, quien nos contó de la excelente cosecha que por aquellas latitudes se venía materializando en uvas extremadamente sanas y con óptimos niveles de azúcar y PH.

 

 

Dos generaciones marcadas por el vino: Eduardo y Juarez Valduga

 


Eduardo nos decía que a esa altura de la vendimia ya la mayoría de las uvas destinadas a la elaboración de vinos base para espumantes se encontraban bajo techo y los vinos venían fermentando de manera controlada, algo que redundaría en burbujeantes frutados, de aromas limpios y a su vez complejos (dependiendo del estilo buscado)

 

 


 


Para festejar y brindar por esa gran cosecha nada mejor que hacerlo con una copa flauta bien servida y la mesa repleta de platos típicos italianos como la codorna (codorniz) cocinada en salsa de vino, la polenta, y las pastas bien servidas con diversas salsas, así como lo supimos hacer tanto a la hora del almuerzo como en la cena. Claro está, todo ello muy bien regado con los espumantes y vinos de Casa Valduga.

 


Vinícola Almadén, Livramento


Ya avanzado el mes de febrero – el día 15 – un segundo viaje tuvo como destino la región fronteriza entre Rio Grande do Sul y Uruguay. A solo 20 kilómetros de la “línea” y la ciudad de Rivera es donde Miolo Wine Group (propietaria de la vinícola Almadén) cultiva más de 500 hectáreas de viñedos repartidos entre las más diversas cepas blancas y tintas, pero con la variedad Cabernet Sauvignon cultivada en un porcentaje superior a las demás.

 

 


 


Y justamente este día de nuestra visita era día de cosecha en uno de los grandes cuadros de Cabernet. “Estamos cosechando con un alcohol potencial de 10,5 grados luego de unos días de lluvias en los que hemos estado alertas para cuidar de la sanidad de las uvas…. y como aquí (por ley) si fuera necesario se nos permite adicionar azúcar para chaptalizar hasta 3 grados, preferimos no arriesgar a perder esta uva – que al día de hoy está sana – y utilizar parte para elaborar vinos base para espumantes” nos comentó el enólogo Leonel Caliari, Gerente de Unidad en la bodega localizada en Santana do Livramento.

 

 

Leonel Caliari exhibe con orgullo un racimo de la variedad Saint Emillón, próxima a ser cosechada en los viñedos de Almadén en Santana do Livramento

 


Caliari nos decía que “Si bien es un año que venía muy seco, las últimas lluvias han hecho que estemos alerta y no se descuide el trabajo en viñedos…. lo que nos permite decir que está todo bajo control y si todo sigue su curso normal en unos 25 – 30 días estaremos terminando la vendimia” (testimonio recogido el 15/02/14)

 


Viñedo Salton, Livramento


El sol de la diáfana tarde de sábado bañaba el viñedo ondulado que la empresa Saltón implantó hace 5 años en el municipio de Livramento, a no más de 15 kilómetros de Rivera. Allí las variedades plantadas son solo dos: la blanca Chardonnay (utilizada solo para elaborar vinos base de espumantes) y la tinta Pinot Noir (que la empresa utiliza con doble propósito)

 

 


 


Al momento de nuestra visita, la Chardonnay ya había sido cosechada, según se nos comentó “con óptima sanidad y grado potencial” y lo que pudimos ver en el campo fueron solo algunos cuadros de Pinot, pues las primeras uvas de esta variedad dedicadas para espumantes también ya habían sido levantadas. Uvas dulces, extremadamente sanas – en un viñedo de bajísimo rendimiento, algo que nos llamó la atención – eran las que colgaban de las plantas y que comenzaban a mostrar signos de pasificación en la parte superior de los racimos.

 

 


 


Sin dudas una excelente promesa de un vino que vamos a querer degustar una vez esté pronto…. algo que al momento de la publicación de este artículo ya debería estar en camino, pues la previsión de cosecha de esas mismas uvas era para la semana posterior a nuestra visita.

 


Guatambú Estância do Vinho, Dom Pedrito


El descanso se imponía luego del roteiro por los viñedos visitados. El reponer fuerzas y esperar a los colegas que se sumarían luego para continuar con las actividades invitó a un refrigerio en el que una copa de buen espumante se hizo casi que imprescindible, además de muy disfrutable.

 


Una vez completa la turma uruguaia integrada por el equipo de Vino y Bebidas, la sommeliére Adriana “Nani” Bidegain y el colega Gabriel Santiago en compañía de su compañera, nuestros vehículos tomaron dirección a la BR 158 (luego por la BR 293) para transitar los cerca de 90 kilómetros que nos llevaron a la Guatambu Estância do Vinho en el municipio de Dom Pedrito.

 

 


 


Una vez en el establecimiento, fuimos recepcionados – copa de espumante de por medio – por la simpática Isadora Herman Pötter, sommeliére de la casa productora. Sobre las 11 horas cuando el grupo de 20 participantes se había completado se dio inicio a las actividades de lo que se tituló “Um domingo de vindima na Guatambu” evento que fue puntapié inicial para la cosecha de las uvas tintas de esta vinícola.

 

 


 


La visualización de un bello video institucional presentado por el Director de la empresa, el Médico Veterinario Valter Pötter, y la recorrida por las flamantes instalaciones de la vinícola (con seguimiento de todo el proceso de elaboración) a cargo de los enólogos Gabriela Pötter y Javier González dieron paso luego a una linda experiencia que pudo ser vivida por los participantes: meter las “manos en la masa” en la mesa de selección de granos por donde estaban pasando las uvas Chardonnay (ya despalilladas) que siendo enviadas a la prensa neumática más tarde se convertirían en mosto.

 

 


 


De ahí al subsuelo donde tanques, pupitres para el proceso champenoise, línea de embotellado y cavas de afinamiento completan las instalaciones de la empresa familiar. Luego el almuerzo armonizado donde las ensaladas, las carnes seleccionadas cocinadas sobre brasas, y el buen Tannat – entre otras etiquetas – se hicieron presentes, y que fueron los protagonistas de una opípara mesa que compartimos con nuestro amigo francés Gaspar Desurmont, productor que seleccionó la vinícola Guatambu para darle forma de vino a su proyecto.

 

 

Pupitres de método Champenoise

 

 

Carnes a la parrilla, al mejor estilo del Pampa Gaúcho

 


Promediando las 15 hs. se acercaba el momento culmine del día, y uno de los más representativos: la cosecha simbólica de las uvas. Así fue que en los transportes dispuestos nos trasladamos hasta la Estância Leões donde Guatambú posee viñedos propios, todos conducidos en espaldera y con un rendimiento máximo de 6 a 8 toneladas por hectárea.

 

 


 


Recorrida por los diferentes cuadros, pruebas de “alcohol probable” con el refractómetro y una práctica demostración del trabajo efectuado con el equipo Lazo TPC, dieron paso a la cosecha de la variedad Tempranillo, que presentaba un alcohol probable cercano a los 14 grados.

 

 

Uruguayos en cosecha de uvas Tempranillo en Guatambu


 

Guauuuuuu….. racimos de uvas súper maduras y sanas que iban llenando las cajas de vendimia al compás de la tijeras cargaban el aire de un perfume inconfundible a uvas maduras que seguramente – luego de transformadas en vino – mostrarán la calidad que rendirán dentro de las botellas que – con certeza – descorcharemos de aquí a poco.

 

 



 

----------------------------------------------------------

 


 
A mal tiempo, alcohol vínico?

 

Temporales de lluvia que duraron largos días afectaron negativamente la calidad de la actual vendimia en Uruguay. Los pequeños productores sufren al punto de poder desaparecer del rubro. La creación de un Fondo de Alcohol Vínico parece ser la fórmula mágica planteada para “salvar la vendimia” y es la respuesta anunciada de forma oficial por el INAVI. Los productores que evidentemente no se encontraban (y no se encuentran) preparados para enfrentar fenómenos climáticos de este tipo, pagan las consecuencias de un nefasto manejo político en materia vitivinícola

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

 

 

El volumen de lluvias precipitadas en las últimas semanas dejó buena parte de los viñedos del sur uruguayo en una situación muy comprometida en materia de calidad y sanidad. Ello es mucho más evidente en los viñedos de alta producción dedicados a la elaboración de vinos comunes (los popularmente llamados “vinos de mesa”) que en los viñedos cultivados para vinos finos, los que “si el tiempo ayuda” se podrán ir recuperando de forma paulatina.


Mientras esto sucede, la brecha entre los pequeños productores y los grandes industriales parece ahondarse cada vez más. Los primeros – que responden a un porcentaje mayor de familias del campo que toda la vida se han dedicado a este rubro – son los que más sufren, peligrando inclusive su desaparición del rubro. Los segundos se manejan en un umbral, una suerte de oferta y demanda que suele recibir algunos beneficios con respecto a los primeros.


Ahora, si una cosa es común a ambos lados de esta brecha, eso es que existe casi que un hermetismo con visos de miedo que rodea a muchos productores. Ellos, temerosos, por un lado con lo que pasará en el futuro inmediato con su producción, y por otro lado con miedo a recibir represalias si es que levantan sus voces en contra de quienes manejan los hilos de la vitivinicultura a nivel gubernamental, optan por cerrar sus bocas manteniéndose en el anonimato, pues de hablar dando nombre y apellido se expondrían a severas reprimendas.


 

Ánimos caldeados


Eso es lo que se percibe en el ánimo (léase desanimo) de actores que luego del trabajo de todo un año se encuentran ahora en una encrucijada y con sus cosechas diezmadas a causa del clima adverso, sin alternativa y sin un planteo de soluciones sensatas. Algunos de estos productores charlaron con Vino y Bebidas en el entendido de que este portal preservará sus nombres, no citando las fuentes consultadas.


“Antes de que cambiara la ley, éramos los productores los que teníamos mayor representación y peso dentro del Directorio del INAVI…. ahora con la nueva ley, estamos en minoría ya que los representantes gubernamentales hacen valer su voto doble…. y lo peor es que no nos consultan para nada, hacen lo que a ellos les conviene!” sentencia angustiado uno de nuestros entrevistados.


Fuertes declaraciones como “Yo me siento víctima de una dictadura, pues el INAVI se ha politizado” y “Hoy si a la viticultura de este país le va mal, es porque la manda el gobierno de turno” dejan ver claramente la disconformidad que hoy existe en buena parte del sector de la uva y el vino uruguayo, entendiendo que con las políticas adoptadas “el objetivo es matar a los pequeños productores”.


Otro factor que le juega en contra a las bodegas locales y que resaltaron quienes recibieron a este portal es que “se le está abriendo cada vez más la puerta a los importados que entran a bajo costo…. contra los vinos baratos mayormente importados de Argentina y Chile, nosotros no podemos competir dado el alto costo de nuestra producción” nos comenta otro bodeguero.


 

Vendimia 2014


Pérdidas de cultivos, botrytis, bajo grado glucométrico, y un panorama catalogado de “muy complicado” son palabras que se escuchan luego de la seguidilla de temporales que están obligando a los productores de uvas y vinos a adoptar medidas en medio de una vendimia que ya comenzó, como por ejemplo cortando las uvas antes de que se terminen de pudrir en las plantas.


“Nosotros no vamos a vinificar en esta vendimia” fue la sentencia de un productor de vinos finos líder de mercado, que hace diez días atrás sonó muy preocupado al decirlo, pues su producción de vinos ya estaba “prometida” a distintos compradores de varios mercados extranjeros.


Sin embargo, la mejora aparente en el clima de estos últimos días trae consigo la esperanza de que los viñedos sanos se recuperen, las uvas maduren y con ellas se puedan elaborar buenos vinos, lo que se traduce en una señal de tranquilidad que se puede transmitir a los consumidores.


 

Por qué no chaptalizar?


Pero el problema radica más que nada en la producción de vinos comunes (cerca del 80% de la industria del vino en el Uruguay) pues las uvas destinadas a este fin son las que más sufrieron con el clima y sus consecuencias al sur del país. Y más complica aún a la producción el hecho de que no se habilite y se dé permiso para la chaptalización, una práctica utilizada en buena parte del mundo y que consiste en el agregado de azúcar al mosto en fermentación que conlleva al aumento del grado alcohólico del producto final.


Por el contrario, INAVI optó por un operativo engorroso y costoso, consistente en la creación de un Fondo de Alcohol Vínico que supone el envío de vinos de baja graduación alcohólica para su destilación en la planta que ANCAP posee en el Departamento de Paysandú.

 

 

Conferencia de prensa en MGAP en donde se anuncia creación del Fondo de Alcohol Vínico (Foto: gentileza Presidencia de la República)



Alcohol Vínico


El solo hecho de saber con que materia prima (por el alto índice de acidez y la baja sanidad que presenta la uva en muchos casos) se están elaborando los vinos que luego se deberán destilar para obtener el alcohol vínico, hace suponer la pésima calidad del producto final, el que carecerá de características naturales para “mejorar” los vinos finales que llegarán al consumidor, algo que se podría evitar si se habilitara (como otras veces se ha habilitado) la chaptalización para la presente vendimia.


“Son cosas muy diferentes obtener alcohol vínico utilizando vinos de calidad ya elaborados con ese fin (para la destilación) a utilizar materia prima de baja calidad de la que solo se puede obtener un producto final también de baja calidad” comentó una de nuestras fuentes consultadas.


 

Algunos datos:


En 20 días fueron 730 milímetros de agua que “cayeron” sobre Canelones (el departamento más afectado) más de un 60% de los 1.200 milímetros que llueven en promedio en los 365 días del año.


17 millones de kilos de uvas es la estimativa “oficial” de pérdidas que se han dado por el exceso de lluvias, en una vendimia que se había pronosticado cercana a los 115 millones de kilos.


INAVI bajó el grado mínimo de alcohol requerido para elaborar vinos comunes, situándose en 9,5º GL. Hasta ahora había sido de 10,5º GL.


INAVI subsidia a los productores con una “ayuda” de 25 centésimos de peso uruguayo ($ 0,25) por cada grado GL y por cada litro de vino que se envíe a destilar. Ejemplo: 1 litro de vino de 6º GL que se envíe a destilar recibe un “incentivo” económico de $ 1,50 (un peso, con cincuenta centésimos)


Las uvas para vinos comunes se están cosechando con un alcohol probable de 5º GL a 6º GL  a la fecha de publicación de este artículo (14/02/14)


Para un productor de vinos significa enviar 15,8 litros de vino de 6º GL a destilar para obtener 1 litro de alcohol vínico. Y ese litro de alcohol vínico sirve para corregir solamente 27 litros de vino de 6º GL para llegar al mínimo de 9,5º GL reglamentario.

 


 

Para los vinos finos no hay medidas, por lo que muchos productores llegan a la conclusión de que se deja el camino libre a los vinos importados, ignorando a un porcentaje de productores que trabajan en pos de la calidad del producto nacional.


 

A pesar del mal clima y del complejo momento que está pasando la vitivinicultura nacional, productores responsables garantizan que no faltarán buenos vinos encima de las mesas de los uruguayos. Esa es la buena noticia!

 

 

-------------------------------------------


 

 
Espumante con hielo, por qué no?

 

Aunque muchos puedan considerarlo un sacrilegio, y otros - más conservadores - defiendan con uñas y dientes aquello de "no se debe" mirando con cara de asombro una copa de espumante con dos cubitos de hielo; llevado a la práctica, beber una copa de espumante bien helado no parece ser pecado, ni anula las características de la bebida en cuestión

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide


 

Habíamos visto el packaging especial (aún sin haberse lanzado al mercado) que Chandon do Brasil tenía previsto para su Espumante Passion cuando a fines de noviembre pasado visitamos la Serra gaúcha con el amigo Juan Vázquez. Nos pareció un gran acierto el hecho de presentar una botella colorida y atractiva - sobre todo para un consumidor joven - que en una edición limitada podría ser disfrutada durante el verano, y llamara la atención inclusive, de quién no es consumidor habitual de espumantes.

 


Pero lo mejor de todo esto, y más allá de la estrategia de marketing que trazó la Chandon do Brasil para comunicar sobre el nuevo lanzamiento, nos pareció fantástico el hecho de promover el consumo de esta bebida acompañada con cubitos de hielo.

 


Ahora por estos días, en un reciente viaje - volvimos a pasar por Chandon en Garibaldi - y probamos in situ el Passion con hielo. Qué nos pareció? Simplemente fantástico!

 

 

 

 

Dejando de lado todo aquello que sólo hace que el consumo del vino no crezca, abriendo la cabeza y dejando a los sentidos salir del espacio CUADRADO que muchos expertos imponen a la bebida, es totalmente posible el hecho de ser un poco osado y disfrutar de un excelente espumante aromático demi sec - como es el Chandon Passion - y beberlo bien frío en esta época del año que exige que el contenido de nuestras copas se mantenga así: bien frío!

 


Cuál es la mejor forma para lograr este cometido? Agregar hielo en la bebida, claro, en forma medida y sin exagerar.

 


De esta forma se puede apreciar el delicado color rosa-blush muy atractivo a la vista, que al ser servido sobre los cubos de hielo libera mayor cantidad de burbujas formando una cremosa espuma blanca bien duradera. Aromas de maracujá, duraznos maduros, y toques delicados de perfume a rosas, despiertan el sentido del olfato e invitan de inmediato a gozar de la bebida que llega bien fría a la boca causando sensación de frescura.

 


Con la dosis justa de dulzor, este espumante elaborado con las variedades Malvasía de Cândia, Moscato Canelli, y aportes de Pinot Noir, se muestra como un burbujeante fácil de beber y con un equilibrio estupendo que combina de maravillas con el clima estival.

 


Permite una amplia gama de maridajes: desde frutas frescas y en ensaladas, pasando por pizzas con toques tropicales, hasta bocados agridulces elaborados con carnes blancas y vegetales, rolls de pescado y frutas, e inclusive postres cremosos de mediana estructura como helados de frutas rojas.

 

 

 

 

Para beber con moderación, de forma distendida, al lado de la piscina, en la playa, en el picnic, o por qué no? en casa acompañado de amigos que suelen decir "a mí no me gusta el vino".

 


A la venta solo en territorio brasileño, pues si bien en el resto del globo vitivinícola existen algunas otras opciones que siguen similares propuestas en cuanto a disfrute, el Passion en su packaging "verão" (by Chandon do Brasil) se venderá solo hasta que su stock se agote.

 

---------------------------------------------

 

 
Finca Babieca anuncia la 2da. edición del Concurso de Cocina con Oliva Extra Virgen

 

Ni todo el aceite de oliva que se vendé en el mercado uruguayo - por más conocido que sea el país europeo de su procedencia, o la casi omnipresente leyenda en los envases que reza "extra virgen" aunque no lo sea así - es de calidad confiable, como tampoco es cierto que muchos de estos productos se encuadren y ajusten a las normas internacionales regidas por el Consejo Oleícola Internacional, máxima autoridad en la materia cuando hablamos de aceites de oliva

 

 

 

Texto y fotos: Sommelier Daniel Arraspide

 

 

Afortunadamente en Uruguay desde hace algunos años la inversiones en plantíos de olivares, tecnología de punta en almazaras, y mano de obra calificada se vienen configurando entre sí para lograr – fruto de esa conjunción - aceites de calidad que sorprenden a locales y extranjeros, y a su vez recogiendo reconocimientos en concursos internacionales que dan testimonio de la calidad alcanzada.

 


Pero, esto es algo que el consumidor tradicional conoce? O a la hora de pararse frente a la góndola de un supermercado o tienda gourmet lo primero que se le ocurre es comprar un aceite de oliva importado por tratarse de eso, de un producto que viene de afuera y se piensa - muchas veces de forma errónea - que "todo lo que viene de afuera es mejor".

 

 


 


Para fortuna de ellos mismos (de los consumidores ávidos por probar cosas nuevas y buenas) y para las empresas que con trabajo y dedicación vienen invirtiendo para lograr un producto de calidad en el Uruguay, hoy en día se viene multiplicando la procura por parte del público de forma bastante auspiciosa, inclinando la balanza cada vez más a favor de los aceites uruguayos. Un rubro que parece tener mejor visibilidad por parte de quien consume que el del rubro vino nacional, y que a su vez viene multiplicando área de cultivos de forma mucho más acelerada que la dedicada a viñedos.

 


Y es que siendo parte integrante de la conocida "dieta mediterránea", el aceite de oliva parece haberse instalado en los últimos tiempos en los hábitos de consumo y en la lista de compras de los uruguayos. Ejemplos de un muy buen trabajo en la divulgación de sus productos vienen siendo hechos, por ejemplo por Finca Babieca, una almazara que con un extenso cultivo de olivos dedicados a la obtención de aceitunas aceiteras de alta calidad, elabora su completa línea de extra vírgenes en la Sierra de Los Caracoles (Departamento de Maldonado) desde donde los brillantes, oleosos y verdes elixires salen al mercado local y proyectan de aquí a poco salir al mercado regional.

 

 


 


Pero la divulgación del producto de Finca Babieca excede el mero hecho de hacer una campaña en pro del uso de sus aceites, y ataca de forma inteligente el área gastronómica - en donde ya posee muy buena distribución y aceptación - organizando desde el año 2012 el Concurso de Cocina con Oliva Extra Virgen, un certamen en donde cocineros y estudiantes (a los que este año se suman aficionados) presentan sus mejores recetas, en las cuales, claro, el aceite de oliva debe ser protagonista indiscutible.

 

 


 


Fue así que el año pasado Punta del Este ofició de sede para la primera edición del Concurso, celebrado en aquella oportunidad en el UG Universitario Gastronómico, y tras comparecer ante el exigente panel del jurado, luego de la competencia resultó ganadora Alejandra Alvarez en la categoría profesionales, y Germán Ezzatti en la categoría estudiantes.

 

 


 


Para esta nueva edición 2013, las inscripciones de interesados se comienzan a recibir el 7 de noviembre, y hasta el 18 del corriente. El anuncio de los platos ganadores (los mismos que deberán ser elaborados por los finalistas el día 30 de noviembre en el Instituto Crandon de Montevideo) se darán a conocer el 25 de noviembre.

 


Las bases del Concurso con todos sus detalles para los interesados ya están disponibles en la web de Finca Babieca, y pueden ser leídas haciendo clic aquí.

 

 

Uno de los propósitos que alienta a Finca Babieca a la realización de este certamen es - además de dar a conocer sus aceites de oliva – también mostrar el reconocimiento recibido de los aceites zafra 2013 en los concursos de California EVOO, Cuyoliva, Olivinus y en la Guía Flos Olei.

 


Una nueva oportunidad en donde quedara demostrada - sin lugar a dudas - la excelente performances de la industria olivícola uruguaya, dejando muy claro que los aceites de oliva virgen extra nacionales están a la par de los mejores del mundo.

 


Mayor información sobre Finca Babieca en www.fincababieca.com.uy

 

 

---------------------------------------------

 


 
Vinos recomendados a degustar en el 18 Salón Nacional del Vino

 

Punta Cala se vestirá de gala una vez más, y en esta oportunidad para cumplir la mayoría de edad. La edición número 18 del Salón Nacional organizado por Catadores abre sus puertas este próximo miércoles 16 de octubre a las 20 horas. Vino y Bebidas le recomienda 12 de los 163 vinos que estarán expuestos, algunos de los mismos que ya pasaron por las copas del jurado que tuvo la tarea de elegir los mejores del 7mo. Concurso El Consumidor Elige, etiquetas que serán reveladas en el propio evento

 

 

 

Texto: Somm. Daniel Arraspide, Fotos: Andrea Fontes

 

 

Nuestros recomendados son:

 


Porque un espumante como este es ideal para comenzar bien la noche….

María Zarranz Extra Brut (Bodega Varela Zarranz)

 


Porque es un blanco que muestra el potencial de una vinífera aún poco explorada en Uruguay….

Río de los Pájaros Pintados Torrontes 2013 (Bodega Pisano)

 


Porque es el que en su variedad presenta mejor equilibrio entre lo salvaje / tropical / herbáceo y su final de frescura….

Juan Carrau Cepas Nobles Sauvignon Blanc 2013 (Bodegas Carrau)

 


Por ser un rosado bien diferente, elegante y gastronómico….

Alto de La Ballena Rosé 2013 (Alto de La Ballena)

 

 

Catadores en acción en el Balmoral Plaza Hotel el 9/10/13

 


Por tratarse de un corte novedoso y que muestra un trabajo enológico muy cuidado….

Mburucuya Assamblage Collection 2011 (Antigua Bodega Stagnari)

 


Porque es el vino de mayor complejidad elaborado en esta nueva region….

Atlántico Sur Garzón Single Vineyard 2011 (Familia Deicas)

 


Por tratarse de un vino que fue elaborado por un gran enólogo, y mejor persona….

Giménez Méndez Tannat Premium 2011 (Familia Giménez Méndez)

 


Por tratarse de un joven que ya agrada, y promete deslumbrar cuando crezca….

8 Jóvenes 2013 (Vinos Finos H. Stagnari)

 

 

Directivos y colaboradores de Catadores junto al grupo

invitado a degustar los vinos del 7mo. Concurso El Consumidor Elige

 


Porque es un vino que probamos (de primera mano) y aprobamos….

Bouza Monte Vide Eu 2011 (Bodega Bouza)

 


Porque tiene un concepto renovador y osado, combinando trazos tal cual un artista….

Km. 0 Río de La Plata Gran Reserva Cuvee 100 Años (Familia Irurtia)

 


Porque tiene un nombre que me hace acordar al Uruguay y mucha de su gente....

Valle de Las Lágrimas Tannat Reserva 2013 (Bodega Castillo Viejo)

 


Porque no solo la comunidad gay tiene el derecho de degustar un ice wine….

Ice Wine Experimental – Vino de postre (Pizzorno Family Estates)

 

 

 

------------------------------------------------

 



 
« •Inicio••Prev•123456•Próximo••Fin• »

•Página 3 de 6•

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.