SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Que veinte años no es nada. Será? •PDF• •Imprimir• •E-mail•

 

Cuando en la zafra del año 1999 Bodegas Carrau elaboraba por primera vez su Vilasar Nebbiolo, seguramente no imaginaba que luego de transcurridas dos décadas – ese mismo vino – pudiera demostrar el excelente potencial y aptitud para la guarda que algunos vinos uruguayos hoy exhiben

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

Fotos: Andrea Fontes

 

 

El pasado viernes 22 de noviembre, la bodega de los hermanos Carrau en Colón celebraba con una cena y degustación los 20 años del  Vilasar, el primer vino que elaborado promediando el final del siglo XX homenajearía (algunos años después, con su aparición en el mercado) el lugar de origen de la familia: Vilasar de Mar, una pequeña villa pesquera localizada sobre el Mar Mediterráneo, en la Provincia de Barcelona (Catalunya)

 


 

La muy buena idea de los organizadores fue la de servir tres vinos – en una degustación comparativa – de zafras muy especiales que bajo la marca Vilasar han sido lanzados al mercado hasta el momento, a saber: Nebbiolo 1999, Nebbiolo 2009, y Sousão 2004, “todos procedentes de viñedos muy viejos cultivados en Las Violetas, con rendimientos bajísimos, elaborados solo en años muy particulares en los que la zafra ha contribuido para obtener uvas de características excepcionales” según comentarios del Lic. Marcos Carrau (actual Gerente de Producción de la bodega)

 

 

Lic. Marcos Carrau presentando los Vilasar degustados

 


Una vez los tres ejemplares fueron decantados (con algo más de una hora de anterioridad a ser servidos) llegaron a las mesas de los cerca de cuarenta asistentes, que los evaluaron, comentando sus preferencias, y maridaron con un menú basado en platos inspirados en cocina internacional que estuvieron a cargo de Philomène Café.

 

 


 


Un muy complejo (y “aún muy vivo” como se escuchó por ahí) Vilasar Nebbiolo 1999 se mostró con taninos bien pulidos que acariciaban el paladar. Ya el caso de la versión 2009 (elaborado también con Nebbiolo) se mostraba de color muy profundo, donde sus 10 años parecían no haber hecho mella de evolución, pero que sin embargo se reveló fragante de aromas y de un paladar si bien firme, muy dócil y apetecible.

 

 


 


Hablando del Sousão 2004 (vino que ya cuenta con 15 años desde su elaboración) se puede destacar su gran color, aromas que recuerdan a los frutos de bayas pequeñas y silvestres, y su nota mentolada, que luego en boca se manifiesta amplio y carnoso. Ideal para ser degustado ahora, pero que seguramente evolucionará de forma positiva durante algunos años más.

 

 


 


La recepción fue regada con los blancos Dixieme Espumoso Método Tradicional Brut Nature y el Petit Manseng Gran Reserva 2016, dos etiquetas que acompañaban de maravillas los canapés seleccionados.

 


 

 

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.