SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Degustando CORPINNAT, Llopart y Nadal, produciendo burbujas entre sierras y planicies •PDF• •Imprimir• •E-mail•

 

Sabido es que el concepto de terroir (terruño) se puede resumir como la conjunción de tres factores fundamentales: clima – suelo – manejo humano. Si a estos tres mencionados se le suma el paisaje vitivinícola, seguramente entenderemos mucho mejor su aplicación conceptual. Contemplar los serranos viñedos de Llopart con el majestuoso Macizo de Montserrat al norte, o la extensa planicie donde Nadal cultiva las vides de su finca cercana a Vilafranca del Penedès, ayuda a explicar porque en el mundo del vino existe esa diversidad tan rica y grande. Dos productores que con sus referencias (en la actualidad produciendo fuera de la D.O Cava) hacen pensar que no existe un techo en materia de calidad para los espumosos catalanes

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

 

 

Anteriormente ya les contamos sobre que es CORPINNAT. Hoy nos ocuparemos de comentar sobre dos empresas familiares que integran esta marca colectiva de la Unión Europea, y que – junto a otros siete productores, también ex integrantes de la Denominación de Origen Cava – han emprendido un nuevo camino, o mejor dicho, han tenido que tomar una bifurcación, que les ofrece la oportunidad de distinguirse con su producción en un mundo cada vez más globalizado, en donde se tiende a equiparar un producto masificado de 2 euros con uno de producción limitada y valor agregado.

 

 

Llopart, herederos de una tradición que viene del año 1385

 

Recorrer los escasos 4 kilómetros que unen la Autopista del Mediterráneo AP-7 con la serpenteante Carretera BP-2427 que lleva hasta el punto alto donde se localiza la Bodega Llopart, es un regalo visual para quienes dan valor al paisaje vitivinícola.

 

 


 


Pere Llopart i Llopart es viticultor y enólogo, quien representa a la quinta generación de elaboradores de vinos espumosos de calidad, pues si bien en documentos consta el año 1385 como el inicio de las actividades vitícolas de la familia, fue en 1887 cuando comenzaron a elaborar sus vinos de forma comercial.

 

 


 


Con viñedos – gran porcentaje cultivados en vaso – en los alrededores del sector de recepción turística y sala de ventas, edificio en donde también se localizan las amplias naves de crianza, y un poquito más alejado (donde se ubica la bodega de elaboración y la vieja masia del Siglo XIII que conservan impecable) cultivan mayormente las uvas tradicionales del Penedès, a saber: Macabeu, Xarel·lo (blanco y rosado), Subirat Parent, Ull de Llebre, Sumoll, Monastrell y Garnatxa, además de algunas clásicas francesas. Aplican agricultura orgánica en todo su viñedo.

 

 


 


Estas uvas dan origen a las nueve etiquetas de espumosos que la casa elabora (y que a partir de esta primavera del hemisferio norte comienzan a ser presentados con la marca CORPINNAT, además de tres vinos tranquilos, y un producto muy especial llamado Mosto Flor (jugo sin fermentar de Xarel·lo) que elaboran con uvas que cultivan a 360 msnm.

 

 


 


En los viejos viñedos conservan los refugios de piedra utilizados antiguamente por los encargados de las fincas, desde donde se puede divisar inclusive el cercano Castillo de Subirats. Reproducen material vegetal antiguo enterrando sarmientos que luego de enraizar dan origen a nuevas plantas, algo que por nuestras latitudes sudamericanas se conoce como mugrón.

 

 


 


La bodega cuenta con modernas prensas neumáticas y está toda equipada con tanques de acero inoxidable (todo con control de temperatura) y experimentan – para uno de sus vinos tranquilos – la crianza en pequeñas ánforas de cerámica con diferente grado de porosidad.

 

 


 


Las cavas en donde realizan la segunda fermentación de sus espumosos albergan varios cientos de miles de botellas (ampolles a decir de los catalanes) que en el caso de su referencia de mayor crianza llega a los 100 meses (sí, más de 8 años) sobre lías.

 

 


 


Entre los productos degustados, si bien es difícil decidirse cuál gustó más, hay dos que destacamos….


Espumoso Rosé Microcosmos Brut Nature: un rosado de atractivo color con intensidad media, pequeñas burbujas persistentes y aromas que recuerdan a las frutas silvestres en fusión con los tonos tostados aportados por su crianza de 24 meses sobre levaduras. En boca se percibe fresco, untuoso, amplio y elegante, con largo final.

 

 


 


Espumoso Llopart Ex Vite Brut: la empresa lo presenta con orgullo, resumiendo esa presentación en 12 palabras: “La esencia de la tierra transformada en un espíritu único, excepcional, exclusivo.” Se trata de un producto muy especial, de larga crianza (mínimo de 96 meses) elaborado con vinos base de Xarel·lo y Macabeu con 40 y 65 años de edad. Color dorado brillante, pequeñísimas y lentas burbujas que se han integrado al líquido durante sus largos años de crianza. Elegante y muy complejo en nariz, nos recuerda a los frutos secos, a los que se suman los tostados y ahumados. En boca es como una caricia, cremoso, con sutiles notas de fruta horneada, de gran estructura y larguísimo final que conserva una acidez muy viva pero sumamente equilibrada.

 

 


 


Mayor información en www.llopart.com

 


Nadal, también blancos tranquilos de Xarel·lo con gran complejidad

 

Viajando desde Barcelona, y tomando la Autopista AP-7 (eje principal que une rápidamente varios de los principales municipios de la región) e ingresando por la salida 28 se toma dirección Norte hacia Torrelavit, más exactamente a Can Nadal de la Boadella, lugar que es propiamente la Bodega Nadal.

 

 


 


El alma máter de la empresa es Xavier Nadal, quien además de ser el propietario, también es el Director Técnico de la finca que lleva su apellido; enólogo de gran experiencia formado en el Priorat y en Borgoña. Hombre de conversación muy franca y directa con quien pudimos charlar largo y tendido, abordando un tema que nos interesa y que se trata sobre lo que implicó el desafío de formar la asociación CORPINNAT y posterior salida de la D.O Cava.

 

 


 


Pero si hay una primera cosa que impacta al llegar al establecimiento, eso es el poder contemplar un paisaje de planicies muy diferente al que se contemplaba a muy pocos kilómetros de allí (donde lo más habitual eran las diferentes altitudes y pequeños paños de viñedo, limitados claro está por la topografía y relieve del terreno). En la propiedad de Nadal, la extensión de viñedo en grande y los cultivos se asientan sobre tierras casi planas.

 

 


 


Las uvas cultivadas en 100 hectáreas (se autoabastecen al 100% con uvas propias) son las blancas Macabeu, Xarel·lo y Parellada, la rosada Xarel·lo Vermell, y la tinta Pinot Noir, que producen bajo pautas de viticultura ecológica, y que dan vida a algo así como una docena de referencias contando espumosos, vinos blancos tranquilos, botritizados, y un vinagre de vendimia tardía con características muy particulares que los amantes de lo catalogado como gourmet cuando lo descubren, suelen enamorarse luego de la primera prueba.

 

 


 


Entre las fuertes apuestas a los productos especiales, y más allá de los excelentes espumosos que elaboran con largas crianzas, se cuentan dos vinos blancos elaborados con las dos variables de uva Xarel·lo: la clásica blanca y la versión Vermell.

 

 


 


Esta última, una uva de color rosado, con un componente muy bajo de antocianos (materia colorante) pero que llega a aportarle un leve tono salmón, eso sí, dotándolo de un cuerpo que lo diferencia mucho de la levedad de su “hermana” la Xarel·lo blanca, y que le otorga – además de ese peso en boca – una complejidad que lo hace muy particular y potencia su carácter gastronómico.

 

 


 


La bodega recibe visitas con previa agenda y ofrece varios programas de enoturismo que se basan en dar a conocer las principales etapas de elaboración, recorrido por las cavas de crianza que se encuentran a más de 20 metros de profundidad, culminando con la degustación de varios productos. Además ofrecen programas especiales como ser el titulado “7 vinos y 7 quesos. 7 pecados inconfesables” u otro de nombre “Burbujas & Chocolate” – entre otros – a los que se suman actividades especiales en el correr del año aprovechando temporadas como la de la vendimia.

 

 


 


Si hay una tarea que no es sencilla, esa es la de elegir entre tantos productos de calidad los considerados “preferidos”, pero que por un tema de espacio intentaremos resumir en estos dos….


Espumoso Salvatge Brut 2014: de color amarillo pálido con reflejos verdosos, burbuja inquieta y pequeña. Con aromas que recuerdan a las frutas exóticas maduras y tonos de cítricos, con leves toques de las levaduras responsables de la segunda fermentación. En boca se percibe muy fresco, elegante, y de buena persistencia final.

 

 


 


RNG10 Brut Nature 2004: producto que hace homenaje a Ramón Nadal Giró, hombre de espíritu emprendedor que supo afrontar tiempos difíciles como el de la Guerra Civil (periodo en el cual el ejército convirtió su viñedo en un aeródromo, y que luego – en el año 1941 – Nadal replantó). Se trata de un burbujeante de alta gama, con una crianza sobre lías (llamadas “madres” por los enólogos catalanes) mayor a los 10 años. Color amarillo oro con reflejos dorados muy brillantes, de muy pequeñas burbujas que ascienden lentamente en la copa, aromas de fruta madura confitada, algo floral, sutil nota de panettone, y notas especiadas. En boca es untuoso, muy complejo y de paladar cremoso, con buena acidez y frescura. Ideal para beber y disfrutarse entre los 8 y los 10 grados.

 

 


 


Mayor información en www.nadal.com

 

--------------------------------------------------


 

 

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.