SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Por un 2019 con menos bla bla bla, y más glu glu glu •PDF• •Imprimir• •E-mail•

 

Este año pasó casi sin darnos cuenta, y hoy – mientras elegimos las etiquetas con las que vamos a brindar en familia y con amigos – hacemos un balance de todo lo positivo (y de lo otro también) que a lo largo de estos casi 365 días cosechamos. Elogiados eventos, algún que otro viaje entremedio de estos, mayor acercamiento al consumidor para conocer sus preferencias, y la demanda de profundizar más en lo que a comunicación del vino se refiere, son solo algunos aspectos con los que convivimos durante un 2018 de mucho trabajo e inversión que rindió en muy buenos frutos

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

 

 

Mientras faltó tiempo para escribir notas, sobró trabajo a la hora de organizar y producir buenos eventos. Si una cosa nos quedó muy en claro este año, eso es que hay tareas en las que no puedes delegar, que eres tú mismo que le tienes que dedicar el tiempo y la atención necesaria para poder plasmar tu marca y estilo personal a eso que quieres conseguir, lograr. Todo pasa por proponérselo y estar ahí cuando hay que estar.


 

En un ambiente donde la creciente oferta del “más de lo mismo” está a la orden del día, no siempre el consumidor está dispuesto a apostar – invirtiendo tiempo y dinero – en un “disfrute” etéreo que se le promete. Afortunadamente, y gracias al trabajo, esmero y amor que se le pone a todo lo que hacemos, ese disfrute siempre ha colmado las expectativas, y algunas veces inclusive superado. Quienes asistieron y participaron de nuestros eventos durante el 2018 lo pudieron experimentar.


 

Capítulo aparte merece la presencia de enólogos y bodegueros en estas instancias, que en repetidas oportunidades pudieron estar “del mismo lado del mostrador” junto a los consumidores, disfrutando a la par y pudiendo degustar sin la necesidad de ir a trabajar atendiendo un stand con sus vinos. Ello fue posible gracias al precioso equipo humano formado por los sommeliers que a lo largo del año nos acompañaron trabajando en estos eventos. Profesionales dedicados al servicio que supieron dejar de lado sus gustos personales y servir (en el mejor sentido de la palabra) las etiquetas que les fueron encomendadas.


 

Solo terminar diciendo que el 2019 será aún más intenso, que nuevos desafíos nos hemos planteado, que – si bien necesitamos recargar las baterías – luego de unas cortas vacaciones aquí estaremos planificando, programando, comunicando, pero lo mejor de todo: HACIENDO lo que hay que hacer para dar a conocer las bondades del vino, esa bebida que muchos – por ignorancia – infelizmente han demonizado.


 

Levantamos nuestra copa y les deseamos unas muy Felices Fiestas, y que el 2019 nos encuentre brindando con buen vino. Salud!

 


Aplausos del 2018 para….


- Las bodegas que innovaron con sus productos, en el entendido que el gusto por el vino es amplio, que hay que contar con estilos y precios para todo tipo de público…. exceptuando claro, aberraciones con colores de dudosa procedencia.


- Los asistentes que llegaron puntuales (en hora) a nuestros eventos.


- Los sommeliers que no estuvieron solo para la foto, que no le hicieron cara fea al trabajo y siempre estuvieron para servir mejor a los consumidores.


- Los consumidores que entendieron que los vinos espumosos son vinos, y que no repitieron desatinos como “yo solo tomo vino, no tomo espumosos”.


- Las nuevas sidras artesanales uruguayas que aparecieron en el mercado, demostrando que es posible elaborar otro tipo de sidra (de calidad)

 


Para evitar en 2019….


- Los tapones plásticos en las botellas de vinos frizantes, que cuando no funcionan bien hacen que se pierda hasta el gas carbónico de la bebida.


- Los que se emborrachan en los eventos, que no tienen conducta ni respeto por el vino.


- Las extensas notas de cata que pretenden describir vinos, que alejan (y hasta asustan) a los potenciales consumidores. Muchas veces llenas de palabrería y términos técnicos, donde aparecen aromas que ni el propio autor percibió nunca en su vida.


- Las bodegas que acostumbran (y practican) no contestar los mails.


- Los que se quejan de los precios de los eventos escudándose en el “qué caro!”, pero que nunca fueron capaces de invertir un peso asistiendo a un evento de calidad.

 


--------------------------------------------

 

 

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.