SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Bodega Amalaya en Cafayate •PDF• •Imprimir• •E-mail•

 

Propiedad de la Familia Hess, la moderna bodega localizada al suroeste de la ciudad de Cafayate produce vinos varietales y de corte de estilo Nuevo Mundo con uvas cultivadas a 1.800 metros de altitud. Reflejo fiel de los actuales vinos elaborados en los Altos Valles Calchaquíes, donde la fruta prima y brilla por encima de cualquier otra nota, son vinos francos y directos que se expresan plenos y vibrantes

 

 

 

 

Texto: Somm. D. Arraspide / Fotos: Andrea Fontes

 

 

Nuestro recorrido vitivinícola por el NOA (Noroeste Argentino) culminaba con una visita a Bodega Amalaya, donde fuimos recibidos por el enólogo residente – el muy atento Jorge Noguera – quien actúa como jefe de producción en esta unidad de la Hess Family Estates, una bodega que se podría tildar como hermana de Estancia Colomé, lugar inicial en donde nació la marca Amalaya, y que por razones de crecimiento (a partir del año 2010) comenzó a ser producida en casa nueva.

 

 


 

 

Con una bella finca localizada frente a una de las elevaciones majestuosas que rodean Cafayate – el Cerro San Isidro – la empresa cultiva sus viñedos en suelos aluvionales pobres en nutrientes, arenosos, con mucha roca y buena presencia de minerales. Lugar donde la bodega (que actualmente posee una capacidad que ronda los 2 millones de litros) da cabida a las uvas cultivadas en esta propiedad, a las que se suman las de otra finca (Las Mercedes, sobre la Ruta Nacional 40) y que totalizan las 107 hectáreas en producción.

 

 


 


Repartida en dos naves, una dedicada a la vinificación de blancos (toda equipada con tanques de acero inoxidable con control de temperatura) y otra dedicada en exclusiva a los tintos, compuesta por piletas de cemento recubiertas en epoxi, que reciben la molienda directamente desde arriba aprovechando el encubado por gravedad, la funcional bodega comandada por Noguera procesa Torrontés, Riesling, Malbec, Bonarda, Barbera, ambos Cabernet, Syrah, y Tannat.

 

 


 


Si bien al momento de nuestra visita el establecimiento no estaba abierto al público, salvo para casos concretos en que reciben – previa agenda – a personas vinculadas al mundo del vino, una de las noticias que recibimos es que durante este 2018 estarán construyendo un winebar y sumando un Departamento de Turismo que estiman estará funcionando antes de fin de año, pudiendo recibir a los turistas cada vez más demandantes de servicios en Cafayate y sus alrededores.

 

 


 


Llegado el momento de la degustación realizada en la sala de reuniones, entre los vinos que más nos sorprendieron se cuenta el espumante natural Amalaya Brut Nature del que elaboran su vino base en Cafayate y luego envían a Mendoza para realizar la segunda fermentación por método Charmat. Corte 80% Riesling y 20% Torrontés, es un muy fresco burbujeante de pequeñas, constantes y duraderas burbujas, con aromas a frutas carnosas (manzana verde, ciruelas amarillas, duraznos y ananá) con perfume de flores como el azahar, boca cremosa y final de acidez crujiente.

 


En cuanto a los blancos, insuperable el Amalaya Blanco de Corte 2017, un estupendo, aromático y fresco vino tranquilo en donde se puede apreciar el muy buen manejo de la materia prima en una región semi-árida donde el régimen de lluvias no suele superar los 150 mm. anuales. Fruta de pulpa blanca con tonos cítricos y un componente mineral interesante hacen de este vino una opción ideal para quienes buscan frescura sin caer en demasiada liviandad.

 

 


 


Para redondear la excelente degustación – luego de probar varios ejemplares tintos de excelente factura – el destaque fue para el Amalaya Corte Único 2014, un vino elaborado en exclusiva con uvas cultivadas en el viñedo que circunda la bodega (Finca San Isidro) fermentado integralmente en barricas nuevas, con un impactante color proveniente de una maceración larga de 60 días. Un vino que se expresa con una nariz muy compleja y profunda, mezcla de frutas rojas y negras en perfecta madurez, especias, té negro, y chocolate. En boca se presenta carnoso, de fruta muy madura, taninos presentes y maduros que le garantizan larga vida, y acidez muy equilibrada que aporta su nota de frescura y largo en el paladar.



-----------------------------------

 

 

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.