SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Estancia Colomé en Molinos •PDF• •Imprimir• •E-mail•

 

Por un sinuoso camino que trepa entre los cerros hasta los 2.300 metros de altura sobre el nivel del mar, llegamos al territorio donde – según cuenta la historia – se fundó en 1831 la primera bodega en Argentina. Enclavada en pleno Valle Calchaquí, Colomé no es solo el nombre de una bodega y su marca de vinos, es también un pueblo donde casi la totalidad de sus habitantes trabajan estas tierras cultivadas con vides de Torrontés y Malbec (entre otras variedades) repartidas en 75 hectáreas. Capítulo aparte merece la gastronomía ofrecida en el restaurante de la bodega, desde donde se puede disfrutar además la hermosa vista circundante

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

Fotos: Andrea Fontes, y Estancia Colomé

 

 

Luego de transitar los 227 kilómetros que separan la Ciudad de Salta (Capital de la provincia homónima) de nuestro destino, lo que llevó unas cuatro horas y media debido a lo dificultoso de varios tramos del camino, llegamos a mediodía a Estancia Colomé, propiedad del empresario naviero suizo Donald Hess, algo que en paisaje se asemejaba bastante con un oasis verde en medio de un desierto ocre.

 

 



Recibidos por el muy competente y súper bien informado sommelier de la casa – Pedro Aquino – primero recorrimos la bodega, una modernísima y de medianas dimensiones planta donde el acero inoxidable abunda. Tanques de diversos tamaños, una importante sala de barricas de roble, y al finalizar, el equipo de fraccionamiento, todo dentro de un edificio que parece ser totalmente funcional a sus propósitos.

 

 



Ya instalados en una mesa desde donde teníamos un panorámica bellísima de viñedos y cerros, nos preparábamos para disfrutar de la degustación que antecedía al almuerzo y que Pedro nos tenía preparada para poder llevarnos una visión bastante amplia de los vinos que la casa elabora, no solo con las uvas cultivadas propiamente en Colomé, sino también en los otros tres viñedos que la empresa cultiva a diferentes alturas dentro de la Provincia de Salta.

 

 



Era casi de orden comenzar por el Torrontés Estate 2017 de esta casa productora, el que degustamos con placer y que se tornó un verdadero refrigerio luego del largo viaje hasta el establecimiento. De ahí en más, el foco de nuestro anfitrión estuvo en mostrarnos las diversas caras del Malbec que, cultivado a diferentes altitudes, va expresándose de formas muy variadas. Así fue que pasaron por nuestras copas….


Colomé Lote Especial Malbec 2015 (Finca La Brava, 1.700 msnm)


Proveniente de viñedos cultivados en Cafayate, y del que se elaboraron 18.200 botellas, es un vino de excelente color púrpura muy oscuro, con perfume a fruta madura, flores y especias. Sus taninos muy maduros y su acidez refrescante, hacen de este vino una excelente opción para quien busca elegancia y complejidad.

 

 



Colomé Lote Especial Malbec 2015 (Finca Colomé, 2.300 msnm.)


Elaborado con uvas de un viñedo plantado a pie franco (sin porta injerto) en los alrededores de la bodega, que a la fecha de esta vendimia alcanzaba los 10 años, este vino se muestra de color violáceo muy brillante, con aromas de fruta negra, a especias donde nos recuerda la pimienta negra, y taninos presentes muy bien resueltos.


Colomé Lote Especial Malbec 2016 (Finca El Arenal, 2.600 msnm.)


Favorecido por la amplitud térmica del que goza este viñedo localizado en Payogasta, algo que se evidencia en su carga de antocianos (traducida en un color muy oscuro, casi negro) es un vino que merece ser degustado con detenimiento. Muchas especias y flores se suman a la futa madura y carnosa, soportada por buena acidez y taninos.

 

 



Colomé Malbec Estate 2015 (Cuatro terruños de diferentes altitudes)


Tras su paso durante 15 meses en roble francés, este vino traduce todo el potencial de los terruños de altitud de la Provincia de Salta. Blend proveniente de uvas cultivadas en cuatro viñedos que entre los 1.700 y los 3.111 msnm. componen este corte en diferentes porcentajes, es un vino rojo oscuro brillante, de fruta madura muy franca, notas florales y de especias, mineralidad, frescura y taninos muy redondos.


Colomé Auténtico Malbec 2016 (Fermentado con levaduras indígenas)


Un muy particular Malbec, con el que la empresa productora rinde homenaje a los pioneros que hace más de 180 años inició las actividades vitivinícolas en este rincón del Departamento de Molinos. Y si bien el viñedo del que provienen las uvas que dan origen a este vino datan de hace 90 años (la mitad de edad que posee la historia de Colomé) no es poca cosa contar con esta edad tratándose de plantas sanas y en producción. Violáceo muy denso, con aromas a frutas negras silvestres, un elegante toque de especias, acidez equilibrada y taninos presentes.

 

 



Colomé Reserva Malbec 2012 (El TOP de los Malbecs de Colomé)


Producido con las uvas cosechadas en los viñedos más antiguos propiedad de Colomé (los que llegan en algunos casos a los 150 años de edad) que entre abril y mayo del 2012 llegaron a producir 15,9 grados de alcohol de forma natural, este vino fue criado en barricas de roble francés durante 24 meses hasta que en setiembre de 2014 fue embotellado. De color muy oscuro al que la luz le cuesta atravesar, aromas a futas sobremaduras, mermeladas de frutas negras, y toque de pimienta, es un vino de gran complejidad, e imponente volumen en boca.

 

 



Un excelente almuerzo basado en una tierna carne vacuna (bife de chorizo) cocinado en su punto, salseado con una reducción de Malbec, y acompañado por vegetales salteados (cultivados en la quinta de la propiedad) se tornó el acompañamiento ideal para esta casi clase magistral de Malbec´s degustados. Una gran experiencia apreciada por los cinco sentidos.


---------------------------------

 

 

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.