SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

CORPINNAT, rebeldes con causa que salieron del CAVA •PDF• •Imprimir• •E-mail•

 

Actualmente son nueve productores de Catalunya, todos con una filosofía de trabajo y propósito basado en la distinción de los grandes vinos espumosos elaborados en el corazón del Penedès. Conformaron una marca colectiva, y luego de intensas negociaciones con el Consejo Regulador de la D.O CAVA, debieron abandonar el amparo de esta D.O, actualmente cuestionada por muchos que no ven con buenos ojos el hecho de meter a todos los elaboradores en la misma bolsa, sin permitir que quien quiera distinguirse, pueda identificar sus botellas de forma diferente

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

 

 

Que el mundo del vino es dinámico y cambiante, de eso no caven dudas. Hace muy poco era casi imposible pensar que productores enfocados en elaborar vinos espumosos de calidad – responsables por el mayor porcentaje del Cava de Paraje Calificado – pudieran abandonar (por no tener otra alternativa) una Denominación de Origen fundada hace décadas.

 

 


 


 

Sin embargo, ese fue el camino – no sin obstáculos – que debieron tomar los actuales nueve productores que integran CORPINNAT, la nueva Marca Colectiva de la Unión Europea, que distingue a Gramona, Llopart, Nadal, Recaredo, Sabaté i Coca, Torelló, Can Feixes, Júlia Bernet, y Mas Candí, como un ejemplo que sin dudas seguirá sumando fuerza y nuevas empresas que como ellos (con convicción, mucho esfuerzo, profesionalismo y cierto porcentaje de pasión por lo que saben hacer) continuarán dando forma a esta revolución de los vinos espumosos catalanes.

 

 


 


Pero, qué es CORPINNAT?

 

Su nombre, aunque suene complicado en principio, tiene mucha lógica: la palabra CORPINNAT está compuesta por dos conceptos. Por un lado COR, que significa Corazón, y por otro PINNAT, que proviene de la raíz etimológica Pinnae, que significa del Penedès. Palabras que unificadas hacen referencia a la región en donde hace más de 130 años se comenzaron a gestar los primeros vinos espumosos en estos territorios rocosos de la Península Ibérica.

 


Entre los compromisos de CORPINNAT se destacan:

 


Cosecha manual 100% ecológica: demostrando así su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente. Vinificación de variedades que históricamente han sido utilizadas en el Penedès.

 

 


 


100% de vinificación dentro de la propiedad: asumiendo de esta forma el compromiso con el proceso de elaboración. Vinos espumosos que se elaboran íntegramente en la propiedad, poniendo valor al oficio del elaborador, y garantizando el estilo y la calidad desde el origen.

 

 


 


Largas crianzas: poniendo énfasis en su compromiso con la calidad. Con un tiempo mínimo de 18 meses sobre lías – que potencian la capacidad de crianza en botella de las variedades tradicionales del territorio – y que con 30, 60, o mayor cantidad de meses de crianza, ponen de manifiesto el compromiso de las bodegas CORPINNAT en este sentido.

 

 


 


Cadena de valor de la viña a la bodega: un claro compromiso con el viticultor. Viticultura sostenible y la conservación del paisaje, que junto a la dignificación del viticultor (con contratos a largo plazo y garantizando un precio mínimo de la uva) son sólidos pilares de la marca colectiva.

 

 


 


Un reglamento de uso de los más exigentes: como reflejo del compromiso con la innovación, el rigor, y la autoexigencia. Aplicando en todo momento el hecho de cada vez exigirse más en toda la cadena de valor de su producto, y acreditando el cumplimiento de los estrictos requisitos que establece el Reglamento de Uso de la Marca mediante auditorías externas anuales.

 


El Territorio CORPINNAT (texto: www.corpinnat.com)

 

Para llegar a delimitar el espacio que conforma la Marca Colectiva de la UE CORPINNAT, se ha seguido una metodología de trabajo que se basa en el estudio de diferentes factores y elementos territoriales a partir de los cuales se han podido llegar a establecer las relaciones necesarias que han hecho posible determinar por donde debe definirse el límite del espacio que es objeto de estudio.

 

 

Los parámetros, factores y elementos sobre los cuales se basa el trabajo de delimitación son los siguientes: variables territoriales y ambientales estrictamente físicas (topografía —tanto elevaciones de cota como laderas de las lomas—, orientaciones, geomorfología, litología, suelos o climatología), factores ligados a la presencia humana sobre el territorio (históricos, culturales, sociales, económicos, accesibilidad, etc. En definitiva, el asentamiento en el territorio y su urbanización) y por último, aspectos puramente enológicos y vitivinícolas o agronómicos (variedades, adaptación al medio, relación con el suelo, etc.)

 

 


 

 

El conjunto del territorio objeto del estudio abraza una superficie de 997 km2, e incluye la totalidad o una parte de las siguientes comarcas: Alt Penedès, Alt Camp, Baix Penedès, Tarragonès, Garraf, Baix Llobregat y Anoia.

 

 

NOTA: en próximos artículos, nuestro parecer sobre el Territorio CORPINNAT y sus productos.


 

 
Casa Postal, vinos y gastronomía en el interior de Bento •PDF• •Imprimir• •E-mail•

 

Atendida por su propietario – el enólogo Élison Postal – la pequeña vinícola familiar que produce sus vinos con uvas cultivadas en la Serra Gaúcha y en Caçapava do Sul, guarda un discreto bistrô que vale mucho la pena descubrir. Diariamente sirven platos inspirados en la gastronomía heredada por los inmigrantes italianos, en un menú que, opcionalmente, puede ser armonizado con los vinos de la casa productora

 

 

 

 

Texto: Somm. Daniel Arraspide

 

 

Muy cercana a la ciudad de Bento Gonçalves, pero a la vez lejos del barullo ciudadano, se encuentra la linda edificación en piedra de basalto que tiene el doble propósito de funcionar como bodega (con su tienda de venta directa) y de pequeño restaurante en el que se pueden probar ricos platos, claro está, muy bien regados a vinos.

 

 


 


 

Por allí estuvimos hace algunas semanas, conociendo (por qué no, descubriendo) un lugar del que habíamos escuchado buenos comentarios, pero que en viajes anteriores, por falta de tiempo, no habíamos visitado. De fácil acceso, localizada en la Rua Buarque de Macedo (antigua ruta que unía varias ciudades de la región) en São Valentim (a solo 10 kilómetros del centro de Bento) en un trayecto bien señalizado que se recorre en unos 15 minutos, nos encontramos con Casa Postal Vinícola e Bistrô.

 


Recibidos por el enólogo propietario, el joven Élison Postal, recorrimos la pequeña vinícola en la que producen con un buen porcentaje de uvas orgánicas de cultivo propio, y que en la actualidad se dedica a vinos varietales (Sauvignon Blanc, Merlot y Cabernet Sauvignon) además de un corte llamado Rosa Vento (blend de Merlot 70% - Marselán 30%) que degustamos y luego volvimos a probar en el almuerzo acompañando los platos.

 

 


 


Concluida la visita y degustación nos dirigimos a la parte alta de la construcción, lugar donde funciona el bistrô que en su recinto tiene capacidad para algo más de veinte personas y que con una gastronomía de sabores muy auténticos y honestos ofrece almuerzos diariamente (con excepción de los jueves) en el horario de 12 a 16, y que para grupos de por lo menos 15 personas también ofrece cenas (agendando previamente)

 

 


 


La experiencia se enriquece al aprovechar el almuerzo armonizado, en el que se pueden disfrutar los vinos allí elaborados, potenciando aún más ambos productos (platos y vinos)

 

 


 


Para dejar tentar los sentidos, les dejamos el detalle de los platos que actualmente conforman la carta del bistrô….

 


Entradas:

Pão "colombina" acompanha maionese caseira e salada (tomate, folhas verdes, manga, palmito e gergelim negro).

Carnes:

Entrecot bovino extremamente saboroso. 
Salmão grelhado, acompanha calda de laranja e gengibre.

Acompañamientos:

Risoto de Funghi. 
Risoto de queijos com tomate seco. 
Espaguete artesanal bolonhesa (carne em cubos com molho de tomate). 
Espaguete artesanal ao pesto (manjericão, azeite de oliva e nozes).

Postres:

Petit Gateau de chocolate com sorvete de creme. 
Sorvete de creme com calda caseira de mirtilo (blueberry) ao vinho.

Contactos:

E-mail: •Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla•

Telefono: (54) 3458.1233

WhatsApp: (54) 99674.8100

(desde el exterior: prefijo +55)

 

 
Bizkaiko Txakolina, el paisaje embotellado (2) •PDF• •Imprimir• •E-mail•

 

En lugares cargados de historia y bellos paisajes como los de Guernika y Larrabetzu (Bizkaia, Euskadi) se hace fácil darle rienda suelta a los sentidos, mejor aún si a ello se le suma una copa de Txakoli en la mano. Con el marco natural y exuberante de la Reserva de la Biósfera del Urdaibai, o la del cercano Valle del Txorierri (donde cultivan uvas para vinificar) la bebida más socializante del mundo - el vino - toma un protagonismo muy particular

 

 

 

 

(texto: Sommelier Daniel Arraspide)

 

 

Fue en el año 1994 cuando se conformó la D.O Bizkaiko Txakolina, un hecho que visaba proteger, amparar, y dar un impulso a los vinos elaborados en un territorio delimitado y evitar la desaparición de un producto que estuvo en peligro de extinción como si fuese una rara variedad de flora o fauna. Veinticinco años después, el Txakoli de Bizkaia se ha fortalecido, ha ganado fama, premios y excelente puntajes de expertos internacionales, y lo mejor, vive y lucha, prometiendo además la buena perspectiva de seguir creciendo.

 


Poco y casi nada es lo que llega al Uruguay en materia de oferta de Txakolis, algo que no deja de ser curioso si pensamos en la cantidad de inmigrantes y descendientes vascos que viven en nuestro país. Pero la realidad es que la mayoría del Txakoli elaborado en las tres provincias de Euskadi (Bizkaia, Gipuzkoa, y Araba) se consume – no sin sano orgullo – en el propio territorio donde es producido, algo que sin dudas habla muy bien del sentido de pertenencia y nacionalismo del pueblo vasco.

 


Bodega Itsasmendi, la bodega del 7, el número perfecto


Si hay una empresa en permanente evolución, y que desde 1995 – cuando fue creada – no para de crecer, esa empresa (del rubro vitivinícola) es Bodega Itsasmendi. Y tal vez el hecho más notable que da testimonio de ese crecimiento sea la construcción de su nueva bodega (que se encuentra en ejecución) enclavada a las afueras de Guernika-Lumo, a solo 5 minutos de donde hoy se localiza su actual planta de producción en un polígono industrial (que les está quedando pequeño) al suroeste de la ciudad.

 

 


 


Las tierras en donde se cultivan sus viñedos son arrendadas a largo plazo y se reparten en 15 parcelas ubicadas en diferentes localidades vizcaínas, sumando un total de 35 hectáreas. Afirman aquella máxima de que “la creación de los grandes vinos comienza en el viñedo”, y para ello su equipo técnico ha seleccionado esas parcelas aplicando prácticas amigables con el medio ambiente que buscan cuidar esa gran biodiversidad. La Reserva de la Biósfera del Urdaibai (donde cultivan varios viñedos, y donde además están construyendo la nueva bodega) es un área con más de 22.000 hectáreas que conforman una reserva de gran riqueza natural, con 729 especies de fauna, 821 especies de flora, 86 hábitats y 52 lugares de interés geológico.

 

 


 


Itsasmendi recibe visitas con cita previa y ofrece diferentes tipos de degustaciones que parten de un precio individual mínimo de 15 euros. Cuentan con una bella y antigua “txabola” restaurada (casa rústica) lugar donde - durante el día - realizan las degustaciones que ponen punto final a los tours guiados, contando inclusive con una degustación vertical de uno de sus productos más emblemáticos: el Itsasmendi 7, que ofrecen en 5 diferentes añadas.

 

 


 


Y hablando de vinos, fue el Itsasmendi 7 zafra 2016 uno de los vinos que llamó más nuestra atención. Se trata de un blanco que elaboran desde el año 2003, que en su composición varietal lleva el mayor porcentaje de las uvas tradicionales del País Vasco (Hondarrabi Zuri, y Hondarrabi Zuri Zerratia/e, con entre un 15 y 20% de Riesling, y que año a año es ilustrado con una fotografía diferente en la parte inferior de su etiqueta, donde la imagen (siempre obra de un diferente fotógrafo) pretende transmitir la conciliación de la vida personal y laboral del equipo de trabajo de bodega y viñedos.

 

 


 


Su color, de un muy vivo verdoso con reflejos pajizos, aromas que recuerdan a frutas cítricas como el pomelo, a la fruta de pulpa blanca como el damasco, y a frutos secos como las almendras lo hacen complejo. En la boca es voluminoso (casi 14% de alcohol en volumen) de un paladar medianamente untuoso, repitiendo las notas frutales encontradas en nariz. La buena acidez final y el largo en el paladar (dado por su crianza sobre las borras, algo que le confiere estructura) hacen que sea un vino ideal para acompañar un plato como unas judías verdes salteadas con panceta de cerdo y pimientos dulces, sobre una tostada de pan de centeno crocante bien regada de un buen oliva extra virgen.

 


Bodega Gorka Isagirre, el vino llevado a la mesa con estrellas


Cercana a Bilbo / Bilbao, la moderna bodega txakolinera del empresario Gorka Isagirre se torna una cita tentadora, sino obligada de visitar para quienes transitan el Valle del Txorierri, no solo por sus encantadores vinos, también por los dos restaurantes dirigidos por el multi premiado Chef Eneko Atxa: el que lleva su propio nombre (Eneko, con 1 Estrella Michelin) y Azurmendi (3 Estrellas Michelin) donde se ofrecen los menús degustación que son maridados con los vinos de la casa productora y de otras referencias del mundo entero, y lo mejor es que están contiguos a la bodega.

 

 


 


Fundada en el año 2005 como proyecto familiar, elaboran solo vinos blancos bajo el comando enológico de José Ramón Calvo que utiliza solo las variedades autóctonas Hondarrabi Zuri y Hondarrabi Zuri Zarratia provenientes de 14 pequeñas parcelas que tienen muy bien identificadas y que destinan a las 5 referencias elaboradas (un vino joven, un criado sobre lías, un selección de añada, un fermentado en barrica, y un vendimia tardía).

 

 


 


La bodega es moderna y muy funcional, contando con toda la tecnología de punta que permite la obtención de vinos blancos de calidad. Tanques de acero inoxidable, prensas neumáticas, barricas de roble, y pequeñas ánforas de cerámica (en las que vienen haciendo algunas experiencias) se aprecian en una planta de producción totalmente aséptica, y que ellos definen como “una herramienta al servicio del viñedo” que les permite vinificar por separado para obtener mayor conocimiento del comportamiento de las parcelas año a año, que luego ensamblan del mejor modo posible.

 

 


 


Un vino de referencia para la empresa es el G 22, que elaboran con 100% de Hondarrabi Zuri Zerratia, del que degustamos su cosecha 2016, que con un 13,0 de volumen alcohólico soportó una crianza sobre sus lías finas durante 6 meses, factor que le otorgó complejidad y un perfil de blanco de guarda bien interesante, que pretende demostrar que el Txakoli bizcaino no tiene por que ser necesariamente un vino para consumo en el año.

 

 



 

De color amarillo pálido con reflejos verdosos, muy límpido y brillante. Perfume que recuerda a la pera y a la manzana roja madura, y a la impronta del jugo de pomelo rosado recién exprimido. Flores, hierbas y especias se revelan luego de airear el líquido en la copa. De boca amable, pero voluminosa a la vez, algo grasa y untuosa, con un final largo que revela gran complejidad y una acidez muy bien trabajada. Ideal para maridar con un plato de ave (ideal un pollo de campo) macerado en jugo de cítricos, pimienta blanca y cilantro, asado al grill y acompañado de una salsa cuatro quesos.



 

 
Selección del sommelier: para la sobremesa

 

5 vinos “de postre” + 1 “aperitivo”, 7 licores de Tannat, y 5 grappas de producción uruguaya son los elegidos en la ocasión para brindar acompañando la sobremesa, el café, el puro, o simplemente para ser disfrutados solos

 

 

 

 

Con este artículo estamos dando comienzo a una serie de publicaciones que se basarán en recomendar las mejores etiquetas del Uruguay en materia de producción vínica. Y como la idea es poder levantar las copas y brindar por el año que ya se nos va y el que se acerca, esta serie culminará con un artículo sobre espumantes que estará on-line a partir del 21 de diciembre (claro, si el mundo no se termina como pronosticaron los mayas, jejeje).

 

A lo largo de estos 50 días que nos separan de la última publicación, nuestro recorrido pasará por vinos premium, tintos jóvenes, blancos y rosados, y como ya anticipamos, por burbujeantes. Hoy es el turno de los vinos (y destilados) para la sobremesa: botrytizados, cosechas tardías, elaboraciones especiales, licores de Tannat, y grappas.

 

Nuestro agradecimiento a las bodegas que nos enviaron sus muestras, y un tirón de orejas para las que no lo hicieron a pesar de que las invitamos en tiempo y forma para que así lo hicieran...... todos/as saben que las puertas están abiertas y que es un placer evaluar, degustar, y recomendar sus creaciones.

 

Para mejor clasificación y para una mejor identificación de nuestros lectores a la hora de hacer las compras, hemos decidido separar en 3 categorías las 18 etiquetas hoy recomendadas. Ellas son....

 

 

Botrytis, cosechas tardías, y elaboraciones especiales

 

 

 

  • Botrytis EXCELLENCE 2002 (Familia Irurtia): De color dorado intenso, y aromas a miel, frutas blancas sobremaduras, flores y especias, es un vino que en boca presenta un ataque dulce (natural de la sobremaduración de las uvas de la variedad Gewürztraminer) que se complementa por una interesante acidez y persistente final de boca. Maridaje: canapés de queso azul, nueces, y dátiles.

 

  • Fábula Late Harvest 2006 (Pisano): Color oro, aromas de pera y membrillos asados, especias, tonos minerales, y la presencia bien amalgamada del roble que le ve nacer hacen de este vino un complejo caldo. Elaborado con uvas sobremaduradas de la variedad Viognier, también deja ver las notas varietales típicas de miel y duraznos. Profundo y de largo paladar. Maridaje: tostadas de pan de campo con foie grass.

 

  • Mistela (J. Chiappella): Con un color ladrillo, aromas a uvas pasas, tonos moscateles, y todo el sabor que el sol logra imprimir en esta elaboración tan particular, es un vino casi de ceremonia (ya que la iglesia católica lo utiliza en su liturgia). Maridaje: panettone (pan dulce).

 

  • Garnacha (J. Chiapella): Se presenta con un color chocolate oscuro, aromas a pasas de higo, orejones de duraznos, y muchas especias. En boca se percibe con ataque dulce (pero que no empalaga) y con final medio. Maridaje: postres helados, como una casata almendrada.

 

  • Topacio COSECHA TARDIA (Viña Varela Zarranz): De tonalidad amarilla con reflejos verdosos y dorados, es un vino que sorprende en la nariz. Aromas de frutas de pulpa blanca bien madura conviven en perfecta armonía con las confituras y la buena acidez final. Un chardonnay bien diferente! Maridaje: tabla de quesos de sabores potentes (Camembert, tipo azul, parmesano) con frutos secos.

 

  • Licor de Vino Tannat Aperitivo (Rodríguez Bidegain): Si bien lo encontramos dulce demás para un “aperitivo”, pues se degustó puro, suponemos que agregando “cubos de hielo y un gajo de naranja” como sugiere el elaborador en la contraetiqueta, esa dulzura disminuirá. Color rojo intenso, aromas de fruta, vainilla, hierbas, y cáscaras de granos de cacao, esta es una bebida fácil de beber. Maridaje: canapés agridulces variados.

 

 

Licores de Tannat

 

 

 

  • Etxe Oneko 2007 (Pisano): Combinando técnicas de elaboración italianas (las del Recioto y del Amarone) es que se logra este complejo licor con nuestra “uva insignia”. Concentrado, de color casi negro, aromas a fruta roja sobremadura (ciruelas pasas, futas silvestres), especias y chocolates, es un licor corpulento en la boca que merece ser degustado con atención. Maridaje: volcán de chocolate semi-amargo (servido tibio).

 

  • Rendibú (Juan Toscanini): Buen exponente elaborado similar a los vinos de Porto, este es un licor de color violáceo oscuro, con aromas de cerezas, café, y frutas negras. En la boca tiene una entrada amable, dulce, muy agradable y que invita de inmediato a un segundo sorbo. Maridaje: turrón de maní y cereales bañado en chocolates.

 

  • Licor de Tannat NARBONA (Bodega Narbona): Un buen y diferente (es el que presenta mayor acidez de los 7 ejemplares degustados) licor hecho con técnicas combinadas de sobremaduración de las uvas y vinificación con encabezado de alcohol vínico. Oscuro en color, seductor en sus aromas a fruta pasa, y de buen equilibrio en boca. Maridaje: trufa de pasta de dulce de leche con centro de castaña.

 

  • Licor de Vino Tannat (Aripuca): Fue uno de los licores de Tannat pioneros en aparecer en el mercado local, y hoy parece haber ganado el espeto de muchos que lo aprecian. Así pues la receta de la “Tía Ledia”, hoy ejecutada por su sobrino, se presenta con color rojo rubí, aromas a especias, hierbas secas, y chocolates, con un buen desarrollo en boca y grato final en el paladar. Maridaje: deconstrucción de Martín Fierro.

 

  • Tannatino Licor de Tannat (Ariano Hnos.): Procedente de un concentrado Tannat que reposó 6 meses en barricas de roble, este vino se muestra de color rubí intenso – parecido a algunos Porto Ruby – con aromas que recuerdas a las futas negras pasa, las especias, y la vainilla. Maridaje: bombón de chocolate belga relleno de praliné.

 

  • Vivent de Tannat 2007 (Bodegas Carrau): Tan solo 10 barricas dieron lugar a este “Limited Editión” (como reza la etiqueta). Es un licoroso de color rubí oscuro, con aromas de ciruelas negras maduras, y toque de cítricos en confitura. En la boca se percibe de ataque dulce moderado, voluminoso, y de final con acidez muy bien equilibrada. Maridaje: panqueque de frutas y chocolate blanco con crema de sambayón.

 

  • La Estancia Licor de Tannat Reserva Familiar 2010 (Bodega Rodríquez): Se trata de una bebida de color rojo de capa media, aromas a confituras y vainilla, con cierto carácter floral. En boca se presenta fácil de beber, con alcohol moderado, y un final de boca entre ligero y medio. Maridaje: bizcochuelo embebido en licor y recubierto por crema de coco.

 

 

Grappas

 

 

 

  • Grappa Tannat Roble (Bodega Bernardi): De muy leve coloración amarillenta (debido a su estacionamiento en toneles) este es un destilado que muestra una de las seis caras de nuestra “uva bandera”. Aromática – con esa característica particular de las uvas pasas – es una grappa de buena personalidad. Maridaje: profiterol relleno de sambayon y chispas de chocolate.

 

  • Grappa Moscatel (Bodega Bernardi): La linda etiqueta ilustrada con una obra del artista plástico Jorge Carbajal traduce todo el aroma y sabor de un buen destilado elaborado con orujos de uvas moscateles. Impresionante el aroma a uvas pasas, y el dulzor en boca. Maridaje: un buen café expresso.

 

  • Destilado de Orujo Tannat (Bodega Bouza): Ya su botella llama la atención, que debido a su base redonda y cuello alargado le da una estética muy llamativa. Seca, de aromas moderados, y un final largo, es una bebida ideal para acompañar una larga charla. Maridaje: puro de vitola tipo Media Corona.

     

  • Grappa Gewürztraminer (Familia Irurtia): De impactantes aromas a flores, frutas blancas, especias, y uvas pasa, esta grappa se presenta incolora y en una bella presentación. La de mayor grado aromático dentro de las cinco que nuestro equipo degustó. Maridaje: trufas de chocolate negro.

 

  • Grappa Tannat (Familia Irurtia): Más “recatada” que su compañera Gewürz esta es una grappa que impacta por potencia. Aromas que los orujos cedieron en muy buena forma logrando un bouquet complejo, y permanencia en el paladar son dos de los puntos fuertes de este destilado. Maridaje: Habano (puro made in Cuba) de vitola tipo Corona.

 

 
Bizkaiko Txakolina, el paisaje embotellado (1) •PDF• •Imprimir• •E-mail•

 

Itsasmendi, Doniene Gorrondona, y Gorka Izagirre son tres bodegas productoras de Euskadi (País Vasco) localizadas en la Provincia de Bizkaia (Vizcaya). Tres empresas que, sin perder la esencia de aquel vino que nació en los caseríos, en la actualidad exhiben a través de sus referencias; avances y tecnificación, eso sí, aliados a la historia, su tierra, el clima, y su rica cultura agroalimentaria, como fieles fotografías del terruño

 

 

 

 

(texto: Sommelier Daniel Arraspide)

 

 

Verdes cerros y montañas, la fresca brisa que viene del mar y que parece acariciarte la cara, la húmeda bruma de las mañanas casi que volando en el aire, y la expresión amable del pueblo vasco que ama su tierra y sabe defender lo que en ella se elabora con trabajo y un buen porcentaje de pasión, es la mejor definición que pudimos encontrar para resumir en pocas palabras la sensación que tuvimos al probar los vinos de la Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina (Chacolí de Vizcaya si lo prefieren castellanizar…. aunque yo, por respeto, no lo haría)

 


El kilómetro cero de nuestra historia fue Bakio (poblado localizado en la Comarca de Uribe, una de las siete comarcas que componen el territorio vizcaíno) lugar que históricamente ha sido un territorio tradicional e identificado con este vino que para su elaboración utiliza uvas de variedades “autóctonas” como las blancas Hondarrabi Zuri, Hondarrabi Zuri Zerratia, y la tinta Hondarrabi Beltza.

 


Txakolingunea, el museo referencia para disfrutar del Txakoli

 

 


 


Localizado en la propia ruta de entrada que lleva al apacible poblado de Bakio (de 2.645 habitantes) distante escasos 30 kilómetros de la capital provincial (Bilbo / Bilbao) es donde el lugar (museo) coincide con la Oficina de Turismo. Txakolingunea es un espacio moderno y amplio que cuenta con medios audiovisuales envolventes e interactivos, de gran formato, donde se aprecia la historia, orígenes, características, y proceso de elaboración de este vino tan particular que hace cientos de años se comenzara a elaborar de forma totalmente artesanal en las casas de familias por los propios habitantes de la región.

 

 


 


Luego de recorrer las instalaciones del museo, la visita culmina en la planta baja del edificio – junto a Aixa y/o Julene – degustando alguno de los Txakolis elaborados en la comarca. Cita más que recomendable si está en los planes visitar (y sacar mejor provecho) a bodegas elaboradoras, tanto sean bakiotarras o de cualquier otro pablado de Bizkaia.

 


Doniene Gorrondona, determinación y carácter de sus hacedores

 

 


 


Continuando en Bakio, donde el oleaje del Mar Cantábrico tienta a los surfistas para sumergirse en sus frías aguas, situada a pocos metros de este mismo mar, nos encontramos con la bodega Doniene Gorrondona, una de las pocas que además de elaborar los típicos Txakolis blancos, también presenta orgullosa su tinto 100% Hondarrabi Beltza, variedad a la que vienen apostando en los últimos años multiplicando su área de plantío.

 

 


 


Vasco de ley, Andoni Sarratea es uno de los socios de la empresa, y quien se dedica a cuidar las actividades vinculadas al área del enoturismo que la casa productora ofrece mediante agenda previa y que no solo se enfoca en tours con degustaciones, sino también en almuerzos para grupos que buscan disfrutar los sabores locales, dicho sea de paso, deliciosos y abundantes.

 

 


 


Con 15 hectáreas de viñedo propio (responsabilidad de Julen Frías) de donde obtienen toda su materia prima, en la bodega cuentan con equipamientos de acero inoxidable para los depósitos destinados a la elaboración y crianza, una prensa neumática Bucher Vaslin, además de algunas barricas, y alambique en el que destilan sus propios orujos. La enóloga (también socia) a cargo es Itziar Insausti, con quien llevan adelante un proyecto de I+D+I orientado a la sostenibilidad y respeto total hacia el medio ambiente, y se han aventurado además a elaborar un vino espumoso de nombre Apardune (del euskera: Espuma de Mar) del que elaboran pequeñas partidas y viene siendo un éxito de ventas.

 

 


 


Entre sus varios productos (vinos jóvenes blanco y tinto, con crianza sobre lías, fermentado en barrica, espumoso, y destilados) nos llamó mucho la atención el Doniene 2018, blanco que elaboran con Hondarrabi Zuri de sus mejores viñedos, fermentan con sus propias levaduras y crían sobre sus lías durante algunos meses.

 

 


 

 

Vino con perfume de frutas carnosas como la manzana verde y la pera, un sutil toque herbáceo y a cítricos, que  sin perder la frescura y la acidez típica de la variedad, se presenta con buen volumen en boca, con un perfil gastronómico interesante que tienta a pensar en maridarlo con un buen pintxo de bacalao o uno de txangurro (dos bocados típicos de la región). Blanco que deja ver el buen trabajo llevado a cabo tanto en viñedos como en bodega, y que con un carácter marítimo invita de inmediato al disfrute, al igual que el paisaje en donde este Txakoli nace.

 


 

 
« •Inicio••Prev•12345678910•Próximo••Fin• »

•Página 3 de 68•

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.