SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Tannat y cordero en H. Stagnari

 

 

En repetidas ocasiones hemos escrito y asegurado qué, la carne de cordero y los vinos Tannat hacen una perfecto maridaje. Y no son simples palabras; lo vivido este pasado fin de semana en el sur de Uruguay, da testimonio de ello.

 

Organizado por las bodegas integrantes de “Los caminos del vino”, con el apoyo de la Sociedad de Corriedale, 13 bodegas uruguayas festejaron a puertas abiertas lo que se denominó el “2do. Festival del Tannat y el cordero” haciendo honor a esos dos grandes productos que nuestra tierra nos ofrece.

 

La mañana del sábado 5 de junio (día marcado para el evento) amaneció con niebla, sin embargo, el sol no tardó en brillar sobre el cielo azul. Eso, por si solo, ya era una excusa para salir a visitar las bodegas ubicadas en Montevideo, Canelones, y Maldonado, empresas que se habían sumado a la iniciativa.

 

Una de esas bodegas, Vinos Finos H. Stagnari en La Puebla (limite entre los Departamentos de Montevideo y Canelones) fue la elegida por el equipo de Vino y Bebidas tanto por su interesante propuesta gastronómica, como por su ya reconocida vocación para el enoturísmo, una faceta que en el Uruguay comienza a dar sus primeros frutos.

 

Frutos que se materializan en el éxito de su convocatoria. Solo con observar o escuchar la charla de los invitados que llegaban al evento aquel templado mediodía otoñal, nos dábamos cuenta del alcance que tuvo la convocatoria de H. Stagnari. De los 44 asistentes confirmados, más de 20 eran brasileños, que aprovechando el feriado de Corpus Christi, visitaban el Uruguay, haciendo parte de este festival que no se da en otros lugares del mundo.

 

Una vez organizados los grupos, Ana Gómez (encargada de turismo y eventos de la empresa) invitaba a visitar la bodega boutique de Hector Stagnari y familia, dedicada a elaborar solo vinos finos, una particularidad para la cual en nuestro país, alcanzan los dedos de una mano si contamos las bodegas que aplican esta filosofía de trabajo.

 

Ana, una joven especializada en turismo enológico, y bien instruida en materia de vinos, hablando español, además de un excelente portugués, fue la encargada de mostrar las instalaciones y comentar el proceso de elaboración, envejecimiento y embotellado de los vinos de esta casa, entre ellos el Tannat Viejo, sin dudas, una etiqueta multi premiada y reconocida en el mundo entero.

 

Ya en la sala de degustación – una linda construcción de madera, elevada sobre el viñedo – la música popular y folclórica, con letras de Larbanois & Carrero y Los Olimareños, daba la bienvenida a los comensales que nos disponíamos a degustar los vinos y los platos preparados para la ocasión.

 

La anfitriona, Virginia Moreira de Stagnari, esposa de Hector, fue la encargada y dinámica guía en la degustación que se inició con un blanco, el Selección La Puebla Viognier 2009, vino untuoso y aromático que recuerda a flores silvestres y pulpa de duraznos, que casó de maravillas con las brusquetas de vegetales grillados y queso fundido, con ensalada verde.

 

A la hora del plato principal, hizo aparición en escena “el Tannat más premiado del mundo” un tinto de raza, el Tannat Viejo 2007 elaborado con uvas cosechadas en el norteño Departamento de Salto, y que por estos días recibió una Gran Medalla de Oro en Canada, en el Concurso 17ª Selection Mondiales des Vins. El plato diseñado para acompañarlo, no podía haber sido mejor elegido, un rico rissoto de costilla de cordero, hongos, y tomates cherry confitados, cocinado en su justo punto; un maridaje más que acertado.

 

Para poner punto final a una jornada notable, un babaroise de Tannat y peras caramelizadas, sobre crumble de lavanda hicieron muy buena armonía con el Blush 2009, un delicado rosé que gustó mucho por sus notas florales y frutales, acompañado de un leve frizz que le agrega frescura y elegancia.

 

Festival por demás exitoso, donde la naturaleza, la gastronomía bien elaborada, y los excelentes vinos se dieron la mano; cómplices de todo amante de la buena mesa y el buen vivir. Evento que pone en evidencia los buenos productos que Uruguay consume y exporta, además de la buena receptividad que las bodegas nacionales tienen para con el turista interno y extranjero, quienes cada día se interesan más por nuestros vinos.

 

SITIO WEB DE H. STAGNARI:   www.stagnari.com

 
La Figura del Sommelier

 

Me ha sucedido más de una vez, aquí en nuestro país, que cuando me preguntan a qué me dedico, o cuál es mi profesión; ante mi contestación, más de una persona me re-pregunta somme…??? Y la verdad es que mucha gente aún no sabe que es, o cual es la función de un sommelier

 

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

 

 

Me ha tocado escuchar entre los comensales de un restaurante afirmaciones tales como “- es el mozo que sirve el vino”, o “- la persona que hace el vino y lo promociona en este lugar”, casi que ignorando cual es la definición y el cometido o tarea de un sommelier. Hasta en algún momento escuché a la señora, que creyendo ser discreta afirmó en voz baja “- Qué lindo!, yo pago la cena y este tipo me dice que vino tengo que tomar……bla, bla, bla……es el colmo, linda profesión!”

 


Es anecdótico que en un país culto como el nuestro, aún no se reconozca la profesión de sommelier.

 


Ante esta afirmación cabe preguntarse por qué?, y la única respuesta aceptable es que el gremio, nuevo e inexperiente, todavía no ha “marcado presencia” o no ha “hecho las gestiones” para dar el valor que la profesión merece. Afortunadamente parece, que los nuevos dirigentes de la joven asociación que nuclea a un puñado de trabajadores del rubro, está trabajando en pos de que esta situación se revierta. Más allá de ello, es bueno hacer una auto-critica y reconocer las falencias que se han ido suscitando. Pero, qué es en realidad un sommelier? y qué es lo que hace? Ante todo debemos aclarar cual es la definición global de lo que es un sommelier. Se trata de un asesor en vinos y bebidas. Y cuando mencionamos bebidas, que se entienda en el más amplio sentido de la palabra.

 


Si bien la profesión está identificada mayormente con el vino, un sommelier también entiende de aguas, tés, cafés, destilados, cócteles, aceites, y un variado abanico de productos gourmets, ente ellos los puros, embutidos y quesos, solo por nombrar algunos. También recibe capacitación en el área gastronómica y es capaz de armar tanto la carta de vinos de un restaurante, como su propuesta en cuanto a platos y bocados (en acuerdo con el chef)

 


Historia y orígenes del vino y de los destilados, geografía vitivinícola, análisis sensorial, vinificación, servicio de las diferentes bebidas y sus maridajes, marketing del vino, y francés técnico, son solo algunos de los temas abordados en una corta carrera que tiene una duración de 1 año a 1 año y medio en el Uruguay (según la escuela elegida) a la que todos los aspirantes a sommelier fuimos sometidos. Así que la definición más acertada sería la de un profesional dedicado al estudio, servicio y comunicación del vino y las bebidas, que actuando en diferentes ámbitos brindan asesoramiento a quien así lo requiera.

 


Desde el trabajo en el restaurante, donde se ofrece a los comensales un abanico de opciones de acuerdo al menú seleccionado, siempre considerando los gustos personales del cliente, hasta el trabajo en el área de difusión y turismo de una bodega, asesoría a importadores, pasando por la comunicación y el periodismo especializado, el sommelier actúa como nexo entre el productor y el consumidor final, haciendo las veces de “último eslabón de la cadena”.

 


Con un perfil que abarca ambos sexos, con edades mayormente comprendidas entre los 20 y los 40 años (y en menor medida superiores a esta última) algunos de los sommeliers y estudiantes de esta disciplina en nuestro país se embarcan en una carrera un tanto aventurera, a la que miran con cierto recelo y que optan como “una segunda profesión” o solo por el hecho de “saber algo más”, y que en realidad, no consideran como una salida laboral. Otros, los menos, hacen de ella su pasión, su forma de vida, y su trabajo, tal vez sacrificando noches donde su familia solo “los ve” los domingos, o dedicando jornadas completas al estudio, tan necesario si se quiere estar “al día” y actualizado en materia de nuevos productos y nuevas regiones productoras.

 

Así que amigo lector, la próxima vez que tenga oportunidad de visitar un lugar que cuente con un sommelier, siéntase respaldado desde su punto de vista como consumidor, déjese guiar por las sugerencias de quien estudió y de seguro pone pasión en el tema. Y por sobre todas las cosas, consulte, plantee sus discrepancias, exponga sus gustos o preferencias, seguro que de esa forma llegará a buen término. Cuente con el sommelier, como con un aliado más, y recuerde ante todo que… estamos para servirle!

 

-----------------------------------------

 

 

 
Selección del sommelier: para la sobremesa

 

5 vinos “de postre” + 1 “aperitivo”, 7 licores de Tannat, y 5 grappas de producción uruguaya son los elegidos en la ocasión para brindar acompañando la sobremesa, el café, el puro, o simplemente para ser disfrutados solos

 

 

 

 

Con este artículo estamos dando comienzo a una serie de publicaciones que se basarán en recomendar las mejores etiquetas del Uruguay en materia de producción vínica. Y como la idea es poder levantar las copas y brindar por el año que ya se nos va y el que se acerca, esta serie culminará con un artículo sobre espumantes que estará on-line a partir del 21 de diciembre (claro, si el mundo no se termina como pronosticaron los mayas, jejeje).

 

A lo largo de estos 50 días que nos separan de la última publicación, nuestro recorrido pasará por vinos premium, tintos jóvenes, blancos y rosados, y como ya anticipamos, por burbujeantes. Hoy es el turno de los vinos (y destilados) para la sobremesa: botrytizados, cosechas tardías, elaboraciones especiales, licores de Tannat, y grappas.

 

Nuestro agradecimiento a las bodegas que nos enviaron sus muestras, y un tirón de orejas para las que no lo hicieron a pesar de que las invitamos en tiempo y forma para que así lo hicieran...... todos/as saben que las puertas están abiertas y que es un placer evaluar, degustar, y recomendar sus creaciones.

 

Para mejor clasificación y para una mejor identificación de nuestros lectores a la hora de hacer las compras, hemos decidido separar en 3 categorías las 18 etiquetas hoy recomendadas. Ellas son....

 

 

Botrytis, cosechas tardías, y elaboraciones especiales

 

 

 

  • Botrytis EXCELLENCE 2002 (Familia Irurtia): De color dorado intenso, y aromas a miel, frutas blancas sobremaduras, flores y especias, es un vino que en boca presenta un ataque dulce (natural de la sobremaduración de las uvas de la variedad Gewürztraminer) que se complementa por una interesante acidez y persistente final de boca. Maridaje: canapés de queso azul, nueces, y dátiles.

 

  • Fábula Late Harvest 2006 (Pisano): Color oro, aromas de pera y membrillos asados, especias, tonos minerales, y la presencia bien amalgamada del roble que le ve nacer hacen de este vino un complejo caldo. Elaborado con uvas sobremaduradas de la variedad Viognier, también deja ver las notas varietales típicas de miel y duraznos. Profundo y de largo paladar. Maridaje: tostadas de pan de campo con foie grass.

 

  • Mistela (J. Chiappella): Con un color ladrillo, aromas a uvas pasas, tonos moscateles, y todo el sabor que el sol logra imprimir en esta elaboración tan particular, es un vino casi de ceremonia (ya que la iglesia católica lo utiliza en su liturgia). Maridaje: panettone (pan dulce).

 

  • Garnacha (J. Chiapella): Se presenta con un color chocolate oscuro, aromas a pasas de higo, orejones de duraznos, y muchas especias. En boca se percibe con ataque dulce (pero que no empalaga) y con final medio. Maridaje: postres helados, como una casata almendrada.

 

  • Topacio COSECHA TARDIA (Viña Varela Zarranz): De tonalidad amarilla con reflejos verdosos y dorados, es un vino que sorprende en la nariz. Aromas de frutas de pulpa blanca bien madura conviven en perfecta armonía con las confituras y la buena acidez final. Un chardonnay bien diferente! Maridaje: tabla de quesos de sabores potentes (Camembert, tipo azul, parmesano) con frutos secos.

 

  • Licor de Vino Tannat Aperitivo (Rodríguez Bidegain): Si bien lo encontramos dulce demás para un “aperitivo”, pues se degustó puro, suponemos que agregando “cubos de hielo y un gajo de naranja” como sugiere el elaborador en la contraetiqueta, esa dulzura disminuirá. Color rojo intenso, aromas de fruta, vainilla, hierbas, y cáscaras de granos de cacao, esta es una bebida fácil de beber. Maridaje: canapés agridulces variados.

 

 

Licores de Tannat

 

 

 

  • Etxe Oneko 2007 (Pisano): Combinando técnicas de elaboración italianas (las del Recioto y del Amarone) es que se logra este complejo licor con nuestra “uva insignia”. Concentrado, de color casi negro, aromas a fruta roja sobremadura (ciruelas pasas, futas silvestres), especias y chocolates, es un licor corpulento en la boca que merece ser degustado con atención. Maridaje: volcán de chocolate semi-amargo (servido tibio).

 

  • Rendibú (Juan Toscanini): Buen exponente elaborado similar a los vinos de Porto, este es un licor de color violáceo oscuro, con aromas de cerezas, café, y frutas negras. En la boca tiene una entrada amable, dulce, muy agradable y que invita de inmediato a un segundo sorbo. Maridaje: turrón de maní y cereales bañado en chocolates.

 

  • Licor de Tannat NARBONA (Bodega Narbona): Un buen y diferente (es el que presenta mayor acidez de los 7 ejemplares degustados) licor hecho con técnicas combinadas de sobremaduración de las uvas y vinificación con encabezado de alcohol vínico. Oscuro en color, seductor en sus aromas a fruta pasa, y de buen equilibrio en boca. Maridaje: trufa de pasta de dulce de leche con centro de castaña.

 

  • Licor de Vino Tannat (Aripuca): Fue uno de los licores de Tannat pioneros en aparecer en el mercado local, y hoy parece haber ganado el espeto de muchos que lo aprecian. Así pues la receta de la “Tía Ledia”, hoy ejecutada por su sobrino, se presenta con color rojo rubí, aromas a especias, hierbas secas, y chocolates, con un buen desarrollo en boca y grato final en el paladar. Maridaje: deconstrucción de Martín Fierro.

 

  • Tannatino Licor de Tannat (Ariano Hnos.): Procedente de un concentrado Tannat que reposó 6 meses en barricas de roble, este vino se muestra de color rubí intenso – parecido a algunos Porto Ruby – con aromas que recuerdas a las futas negras pasa, las especias, y la vainilla. Maridaje: bombón de chocolate belga relleno de praliné.

 

  • Vivent de Tannat 2007 (Bodegas Carrau): Tan solo 10 barricas dieron lugar a este “Limited Editión” (como reza la etiqueta). Es un licoroso de color rubí oscuro, con aromas de ciruelas negras maduras, y toque de cítricos en confitura. En la boca se percibe de ataque dulce moderado, voluminoso, y de final con acidez muy bien equilibrada. Maridaje: panqueque de frutas y chocolate blanco con crema de sambayón.

 

  • La Estancia Licor de Tannat Reserva Familiar 2010 (Bodega Rodríquez): Se trata de una bebida de color rojo de capa media, aromas a confituras y vainilla, con cierto carácter floral. En boca se presenta fácil de beber, con alcohol moderado, y un final de boca entre ligero y medio. Maridaje: bizcochuelo embebido en licor y recubierto por crema de coco.

 

 

Grappas

 

 

 

  • Grappa Tannat Roble (Bodega Bernardi): De muy leve coloración amarillenta (debido a su estacionamiento en toneles) este es un destilado que muestra una de las seis caras de nuestra “uva bandera”. Aromática – con esa característica particular de las uvas pasas – es una grappa de buena personalidad. Maridaje: profiterol relleno de sambayon y chispas de chocolate.

 

  • Grappa Moscatel (Bodega Bernardi): La linda etiqueta ilustrada con una obra del artista plástico Jorge Carbajal traduce todo el aroma y sabor de un buen destilado elaborado con orujos de uvas moscateles. Impresionante el aroma a uvas pasas, y el dulzor en boca. Maridaje: un buen café expresso.

 

  • Destilado de Orujo Tannat (Bodega Bouza): Ya su botella llama la atención, que debido a su base redonda y cuello alargado le da una estética muy llamativa. Seca, de aromas moderados, y un final largo, es una bebida ideal para acompañar una larga charla. Maridaje: puro de vitola tipo Media Corona.

     

  • Grappa Gewürztraminer (Familia Irurtia): De impactantes aromas a flores, frutas blancas, especias, y uvas pasa, esta grappa se presenta incolora y en una bella presentación. La de mayor grado aromático dentro de las cinco que nuestro equipo degustó. Maridaje: trufas de chocolate negro.

 

  • Grappa Tannat (Familia Irurtia): Más “recatada” que su compañera Gewürz esta es una grappa que impacta por potencia. Aromas que los orujos cedieron en muy buena forma logrando un bouquet complejo, y permanencia en el paladar son dos de los puntos fuertes de este destilado. Maridaje: Habano (puro made in Cuba) de vitola tipo Corona.

 

 
« •Inicio••Prev•6162•Próximo••Fin• »

•Página 62 de 62•

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.