SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Simplemente enamorados del Moscatel

 

Nuestra visita y degustación en la Vinícola Cave Antiga de Farroupilha (Serra Gaúcha) sirvió para mostrarnos el potencial de una uva (o mejor dicho, una familia de uvas) que muchas veces es menospreciada por muchos consumidores: la Moscatel. Elaborada como vino tranquilo o espumante, en la empresa dirigida por el enólogo João Carlos Taffarel, sus productos han ganado no solo destaque, sino también premios y la admiración de quienes valoran esta noble variedad

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

 

 

Que la familia de uvas que integran el amplio abanico del Moscatel es extremadamente plástica y versátil (en el sentido de las finalidades que se les puede dar) no caben dudas…. mientras en el Uruguay, la Moscatel de Hamburgo se produce con el doble propósito de ser vendida para consumo en fresco (como fruta) y elaborada en rosado para vinos de mesa, del otro lado del Atlántico, al Sur de Lisboa en Portugal – otras variantes de la misma familia de uvas – dan origen a los afamados Moscateles de Setúbal, que adoptando su versión de vinos generosos, son producidos dentro de una región que fuera delimitada hace más de un siglo.

 

 


 


Pero es en el municipio de Farroupilha, localizado a poco más de 100 kilómetros de Porto Alegre, donde nos encontramos con el lugar donde más del 50% de todo el volumen de uvas moscateles cultivadas en Brasil es cosechado. Y es aquí donde fue creada una IP (Indicación de Procedencia) con 379 kilómetros cuadrados de área delimitada (99% perteneciente a Farroupilha, lugar que hoy ostenta el título de Capital Brasileira do Moscatel)

 

 


 


Una de las empresas amparadas bajo el paraguas de esa IP es la Vinícola Cave Antiga, lugar al que el pasado 5 de marzo – aprovechando nuestra estadía en la región – llegamos bajo una torrencial lluvia veraniega que se hacía sentir y mucho. Allí nos aguardaban los dueños de casa, el enólogo João Carlos Taffarel y su esposa Ângela Rossi Marcon, una linda pareja de amigos que conocimos recorriendo el camino en el mundo del vino en los últimos años.

 

 


 


Recorrida mediante por la antigua bodega (que está siendo reciclada) probando de algunos tanques, seguida luego por una muy buena degustación de productos ya embotellados (el Marselan 2017 nos pareció fantástico) nuestra gran sorpresa llegó cuando un Moscato Licoroso 1999 (sí, un producto con 20 años) llegó a nuestras copas, testimonio vivo de lo que se puede lograr con la transformación de dos décadas en un vino que, para nosotros (por los menos hasta ese momento) no sabíamos posee un potencial tan importante para la guarda.

 


Fruto de una cuidada vinificación en una “zafra de uvas considerada emblemática” como fue la del año 1999, y luego de haber permanecido largo tiempo en contacto con la madera de viejos toneles, este Moscatel que nació como un vino tranquilo – vinificado en blanco – en la actualidad se muestra de un color anaranjado con destellos dorados, muy límpido y brillante, con perfume que recuerda la cáscara de la naranja, a las flores de cítricos, al panettone italiano, y a las pasas de uva, con una amplia variedad de especias aromáticas.

 

 


 


Muy expresivo en nariz, donde con cada giro de la copa gana en complejidad y muestra nuevas capas, en la boca tiene una entrada muy amable, repitiendo las notas antes descriptas, y con una acidez muy equilibrada que deja un grato recuerdo en boca. Un tesoro enológico del que es muy fácil enamorarse y de esos que no es común encontrar todos los días.

 


Sin dudas, una grata experiencia que nos deja la enseñanza de que productos elaborados con Moscatel, siempre que sean concebidos por gente seria y con conocimientos, pueden llegar a conquistar paladares y demostrar que el paso del tiempo puede enriquecer aún más la experiencia sensorial.

 

Larga vida al Moscatel !

 


Mayor información sobre Cave Antiga, visite la web www.caveantiga.com.br

 


-----------------o----------------

 

 
Miolo completa sus 30 años en este 2019

 

Una reciente visita en la vinícola localizada en el Vale dos Vinhedos, nos permitió conocer algunos de los últimos lanzamientos que Miolo presentó en el mercado, y los que está preparando para lanzar en los próximos meses

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

Fotos: Andrea Fontes y D. Arraspide

 

 

El feriado de Carnaval – acompañado del buen clima que esa mañana mostraba un cielo celeste con pocas nubes – propiciaba el movimiento intenso de turistas en una de las principales vinícolas localizada en el interior de Bento Gonçalves. Nuestro guía – el Enólogo Rodi Severo Goulart – que también es uno de los integrantes que cuida del área de markeing del grupo, nos proponía dar una recorrida por la bodega con el propósito de probar algunos vinos directo de los tanques.

 

 


 


Así fue que comenzamos con algunos bases de espumantes de la zafra 2019, para depararnos luego con algunas novedades, como ser un vino base Pinot Noir que será uno de los componentes de la versión rosé del Millésime, uno de los espumantes más famosos de esta casa productora y que estiman, saldrá al mercado (su primera producción) de aquí a final de año.

 

 


 


Otro de los destacados que pudimos probar de tanque fue el blend de Cabernet Sauvignon y Merlot correspondiente al Miolo Lote 43 zafra 2018, tinto que nos impactó por su cuerpo, carnosidad, muy buena fruta madura, taninos bien redondos y largo final en el paladar. Un vino del que, sin dudas, hay que estar atento una vez sea lanzado al mercado.

 

 


 


Muy grata fue la sorpresa – al encontrarnos en nuestro recorrido – al propio Enólogo Adriano Miolo (Superintendente de Grupo Miolo) quien con un puñado de colaboradores se encontraba recibiendo uva Albariño, de la que nos comentara “es la última uva blanca en ser cosechada, un pequeño volumen que llegó de Seival Estate en la Campanha Gaúcha”. Adriano nos invitó a pasar por el laboratorio en donde recientemente habían concluido la tarea de seleccionar el corte de la nueva zafra del Testardi, un Syrah de características muy particulares que vinifican en la Vinícola Terranova localizada en el Estado de Bahía (Nordeste del Brasil), vino que probamos y nos resultó de un gran color, estructurado, con notas de frutas negras bien maduras y especias, con final largo y acidez bien balanceada.

 

 

 


 


Continuando, seguimos hacia la sala VIP de degustación (con vista panorámica) en donde una excelente degustación nos aguardaba. Entre los muchos vinos degustados, tuvimos la oportunidad de probar la línea completa de los Single Vineyard, a saber: Riesling Johannisberg 2017 y Pinot Noir 2018 (ambos de la Campanha Gaúcha, Almadén y Seival Estates respectivamente) Syrah 2017 (Vale do São Francisco) y Touriga Nacional 2017 (Campanha Meridional). Todos vinos muy bien logrados y que exhiben el potencial varietal de cada una de las variedades que los componen…. desde lo floral y seductor del Riesling, pasando por la delicadeza y sutilezas del Pinot Noir, la contundencia y carnosidad del Syrah, y llegando a la fruta bien madura y perfume de violetas del Touriga Nacional.

 

 


 


Nuestra degustación concluía con dos novedades: el Almadén Cabernet Franc 2018 elaborado con uvas cultivadas en Santana do Livramento, un vino de muy buena relación precio – calidad (es una etiqueta que se comercializa en el entorno de los 28 reales en la tienda de la vinícola) y el Miolo Late Harvest 2012, realmente sorprendente, que elaboraron con corte de las dos blancas Viognier y Gewürztraminer y que criaron en barricas de roble francés durante 5 años.

 

 


 


Varias otras novedades se trae este 2019 en que Miolo cumple los 30 años comercializando con marca propia, pero nos reservamos el derecho de divulgarlas, ya que hay que tener una excusa para volver a visitarles y probar los nuevos productos una vez estos estén prontos, verdad?

 


Mayor información sobre Grupo Miolo en www.miolo.com.br

 


----------------------o---------------------

 

 
La Bella Vendemmia en el Hotel Villa Michelon

 

En nueve finales de semana mil huéspedes disfrutaron de La Bella Vedemmia 2019. Villa Michelon contabilizó una ocupación del 78% en el período de vendimia en el Vale dos Vinhedos

 

 

 

 

Texto: Raquel Piegas

Traducción: Somm. Daniel Arraspide

Fotos: Rita Michelin y Andrea Fontes

 


Una fiesta regada a alegría, hospitalidad típica de los primeros inmigrantes italianos de la región y, claro, mucho vino. La Bella Vendemmia (traducido del italiano al castellano: La Bella Vendimia) celebración semanal realizada en los últimos tres años en el Villa Michelon durante el período de vendimia en el Vale dos Vinhedos (Rio Grande do Sul) fue un éxito de público. En 2019 la fiesta que se celebró desde el 11 de enero al 8 de marzo, reunió cerca de mil “vindimieros” solo en los finales de semana y un total de 7.500 huéspedes durante los meses más sabrosos de esa ruta enoturística.

 

 


 


No es novedad que el Villa Michelon contabiliza excelentes ocupaciones. El Complejo Turístico conocido por contar con espacios de convivencia para el turismo en familia y por valorizar la cultura del Vale dos Vinhedos, mantiene en su plantilla de 55 colaboradores la premisa de la excelencia en la atención, hecho comprobado por los testimonios de los huéspedes. “Es un hotel maravilloso, situado en el Vale dos Vinhedos. Elaine Michelon es una persona extremadamente simpática que nos acoge tan bien que nosotros siempre volvemos. Su equipo de colaboradores es atento y bien dispuesto, siempre pronto para atender de manera súper profesional”, destaca Nice Hoppen, que se hospedó en febrero.

 

 


 


Consumo….


Es una gran verdad que la época de la vendimia imprime un especial movimiento al Vale dos Vinhedos, meses que solo son superados en número de huéspedes por la temporada de invierno. Sin embargo, desde que La Bella Vendemmia fue reformulada, es responsable por un considerable porcentaje del consumo de uvas y vinos en la región. En las nueve ediciones del evento en 2019 fueron cosechados 2.500 kg. de uvas (para la pisada) en el Parral Modelo, además de 8.000 kg. para el servicio en la recepción del hotel y en el desayuno. Durante la fiesta fueron consumidos 288 litros de vinos blanco y tinto, además de 153 litros de jugo de uva. Todo esto con un diferencial: desde el día 25 de enero, fecha en la que ocurrió la Abertura Oficial de la Vendimia en el Vale dos Vinhedos, las bebidas fueron servidas mediante un sistema de cañerías refrigeradas, como homenaje a la FENAVINHO Festa Nacional do Vinho.

 

 

 

 


Con 57 apartamentos de cuatro categorías, el Villa Michelon refuerza – en vísperas de cumplir 18 años de existencia – la reputación de ser un destino de referencia para aquellos que desean disfrutar del ocio en familia y en medio a la cultura del valle. “Es imposible hablar de estos números sin emocionarme. La vendimia es una fiesta que une a nuestra comunidad del Vale dos Vinhedos con turistas de todas partes del Brasil y también del mundo. Son personas que vienen a conocer nuestra historia y la trayectoria que transformó este distrito en una de las rutas enoturísticas más buscadas del Brasil”, celebra la Directora General Elaine Michelon.

 

 


 


Edición 2020….


En cada edición el equipo del Villa Michelon busca crear novedades en La Bella Vendemmia. “Comenzamos con sombreros de paja, después le obsequiamos a los huéspedes pendrives con las fotos, y en este 2019 incorporamos delantales y gorros, para que el recuerdo permanezca el resto del año para cada uno de los que aquí se hospedan. Observamos el comportamiento del huésped para así amoldarnos a una fiesta que se corresponda con sus expectativas, y esa estrategia viene siendo correcta. Es un hecho que para el 2020 la programación tendrá novedades”, apunta Leandro Giordani, Gerente Operacional del Villa Michelon.

 

 


 


La Abertura Oficial de la Vendimia en el Vale dos Vinhedos está ya marcada para el día 24 de enero de 2020.

 


Visite el sitio web del Villa Michelon en www.villamichelon.com.br

 


-----------------o----------------

 

 
Dall’Onder llega a Garibaldi

 

Dall’Onder Ski, cuarta unidad de la red en la Serra Gaúcha, comienza su operación en marzo en la Capital Brasileira do Espumante

 

 

 

 

Texto: Lucinara Masiero (Conceitocom Brasil)

Traducción: Somm. Daniel Arraspide

Imágenes: Gentileza de Renata Tosi

 

 

En cuatro meses la Red de Hotéis Dall’Onder dobla su representatividad en la Serra Gaúcha. Después de haber inaugurado el Dall’Onder Axten en Caxias do Sul en diciembre pasado, ahora es el turno del Dall’Onder Ski en Garibaldi. El nuevo emprendimiento, cuarto de la red, abre sus puertas para turistas y gente de negocios este mes de marzo, con 125 habitaciones y un Centro de Eventos para 200 personas, pasando a ser el mayor hotel de la Capital Brasileira do Espumante. De esta forma se suman 45 nuevos puestos de empleo.

 


Localizado en la antigua estación de esquí de Garibaldi, el hotel ofrece una vista privilegiada de toda la ciudad. En 6.222 metros cuadrados de área construida están distribuidos los cinco pisos con habitaciones, además de otros dos para las áreas sociales y de servicios. Acompañando el concepto de la red al ofrecer un hotel completo, el Dall’Onder Ski sigue la propuesta de habitaciones triples, optimizando costos para las familias, así como para las empresas.

 


“La cultura regional siempre fue nuestro oxígeno. No entendemos al turismo sin lo que es nuestro. Aprendí eso con mi madre que administraba un hotel. Así, en estos 38 años innovamos con proyectos como son Caminhos de Pedra, Maria Fumaça, Que tal de bike?, Parque das Esculturas, entre otros, creando productos para atraer a los visitantes. Paralelo a esto, emprendimos en la estructura hotelera y crecimos junto con el turismo”, destaca Tarcísio Michelon, Director Superintendente de la red. La inversión se corresponde con el formato condominio-hotel, en el que los inversores alquilan el inmueble para la explotación hotelera.

 


Para el empresario, el Dall’Onder Ski es un brazo más de la marca en la Serra Gaúcha, que carga consigo el mismo ADN que es un éxito y se tornó tradición en el segmento. “Todo Dall’Onder es completo, desde el ocio a los negocios. Es esto lo que estamos llevando para Garibaldi, importante destino de la Región Uva y Vino”, afirma Michelon. La ciudad que carga el título de Capital Brasileira do Espumante se destaca por la diversidad turística y económica. Son 3.540 empresas, o sea, una empresa por cada 10 habitantes que viven en el municipio.

 

 


 


Quien llega al hotel es recibido por una emblemática fuente exterior, rodeada por una especie de canal diseñado especialmente para mantener el espumante helado. Alrededor, las sillas montan un escenario de bar al aire libre con vista a la ciudad, teniendo la puesta de sol al fondo. Este espacio es abastecido por un bar interno con detalles de vidrios elaborados a mano por artesanos locales, imitando las burbujas del Champagne. Esto porque fue en Garibaldi donde se elaboró el primer espumante brasilero y a partir de allí se dio inicio a la historia de esta bebida en el Brasil.

 


La preservación de esta historia estará evidenciada en la exposición de objetos y en la reproducción de imágenes (inclusive de la Estación de Esquí) así como con la presencia de etiquetas de espumantes de diversas marcas de la región. La fuente, así como el proyecto arquitectónico de interiores, es firmado por la arquitecta y urbanista Renata Tosi Cau. En la piscina, otro bar atenderá una pequeña terraza desde donde se puede contemplar la ciudad. Otro atractivo del hotel es el piano en la recepción, compañía inseparable de los finales de tarde de todos los hoteles de la red.

 


Valorizando el trabajo de los artesanos regionales


Además de enaltecer el arte y la tradición en la elaboración de espumantes, el Dall’Onder Ski también reúne valores de los artesanos regionales como azulejos, madera, hierro y vidrio.  Al entrar en el área social el huésped camina por una especie de alfombra de azulejos hidráulicos hechos artesanalmente por Sérgio Viecili, de los Caminhos de Pedra. Un clásico de la arquitectura de interiores, los azulejos dan un toque retro y mayor exclusividad al espacio, acompañando el estilo vintage de la ciudad. Las piezas también están presentes en los diferentes espacios de los baños de cada habitación del establecimiento.

 


El estilo simple de las comunidades italianas es representado en varios elementos hechos con madera natural, la mayoría de demolición, reaprovechada de una vieja casa demolida en la región. Los asientos de la recepción, ejemplifica Renata, reproducen los bancos de los salones parroquiales. Este desafío recayó sobre la empresa Marcenaria Lotes, que trabajó el arte en el reaprovechamiento de la madera para crear piezas que componen el mobiliario del hotel.

 


El hierro es el tercer elemento que gana destaque en el nuevo emprendimiento. Con un aire también contemporáneo y discreto, dialogando con la edificación, el mobiliario en general es trabajado también con piezas metálicas que recuerdan el hierro del tren, medio de transporte que ayudó a desenvolver la región y que hoy es el cartón postal de la ciudad. El toque final es dado por las luminarias decorativas hechas por la Madelustre (empresa de Garibaldi) que practica las técnicas de Murano (Venecia, Italia) con vidrio soplado y moldeado manualmente. En el Mundo do Vidro– Magia da Luz el visitante puede aprender sobre esta historia. En ese rubro, el proyecto arquitectónico de la edificación es de M. Stortti, firmado por la arquitecta y urbanista Christine Ozio de Oliveira.

 

 


 


Un poco de la historia del lugar….


El hotel ocupa la misma área donde funcionaba la Estación de Esquí de Garibaldi, inaugurada en el año 1970. La primera pista artificial de esquí de América latina era de plástico, lo que le garantizó destaque internacional. El fundador del local, Davi Santini, era un garibaldense apasionado por la ciudad y por el deporte que conoció en sus viajes a Europa. La pista principal llegó a ser palco de campeonatos y hasta de las Olimpíadas Brasileiras de Esqui. La estación tenía inclusive otras atracciones como tobogán, muñecos de nieve, teleférico y restaurante, además de una vista privilegiada. El lugar cerró en el año 2011.

 


ESTRUCTURA DE LA RED DE AQUÍ AL 2020


Dall’Onder Grande Hotel – 300 habitaciones

Dall’Onder Vittoria Hotel – 109 habitaciones

Dall’Onder Axten Hotel – 204 habitaciones (Caxias do Sul)

Dall’Onder Ski Hotel – 125 habitaciones (Garibaldi)

Dall’Onder Planalto Hotel – 312 habitaciones (Bento Gonçalves)*


* Lanzamento está previsto para abril de 2019.

 

 

-------------------------------------------

 

 

 
El Mejor Tinto del Brasil es un Tannat

 

Rastros do Pampa Tannat 2018 elaborado por Guatambu Estância do Vinho de Dom Pedrito es el vino tinto brasileño que recibió el mayor puntaje en la última edición de la Guía Descorchados escrita por el reconocido periodista chileno Patricio Tapia

 

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

 

 

Localizada a 80 kilómetros de las fronterizas ciudades de Rivera y Santana do Livramento - en el corazón de la Campanha Gaúcha - la empresa que comenzó a producir vinos finos hace aproximadamente una década, viene destacándose y recibiendo reconocimientos con sus vinos Tannat. Esta vinífera, que dicho sea de paso, hace excelente combinación con otros productos que nacen en estos terruños (como las carnes de bovinos Hereford y ovinos Texel) viene consolidándose como la uva tinta destaque, no solo en esta empresa propiedad de la familia Pötter, sino también en buena parte de la región.

 


Con viñedos cultivados en la Serrinha de Dom Pedrito (Rio Grande do Sul) la empresa que en el año 2003 comenzó con un casi tímido cultivo experimental de media hectárea, en la actualidad apuesta a la Tannat como una de sus uvas más expresivas. La vinícola que es dirigida en lo enológico por Gabriela Hermann Pötter, cuenta con la asesoría del reconocido enólogo uruguayo – radicado en Brasil – Alejandro Cardozo.

 

 


 


Con una calificación de 93 puntos en la GUIA DESCORCHADOS 2019 de Patricio Tapia, el Rastros do Pampa Tannat zafra 2018, es fruto de un terroir privilegiado que recibió más de 2.300 horas de luminosidad durante el período vegetativo de la vid y escasez de lluvias durante el verano, resultando en un tinto intenso de profundo color púrpura y reflejos violáceos, aromas a frutas negras bien maduras y de mermeladas, con sutiles toques de chocolate y tabaco.

 


Un Tannat que en boca muestra la gran personalidad de la cepa, que con sus taninos dulces y redondos – provenientes de uva muy sana y madura al momento de la cosecha – se presenta con buena estructura, pero a su vez amable en el paladar, repitiendo las frutas percibidas en la nariz, con final largo y acidez bien equilibrada.

 

 


 


Días atrás – en nuestra última visita a Guatambu – acompañamos este vino con un jugoso bife ancho de Hereford y unas costillas de cordero (ambos cortes hechos a las brasas, sobre la parrilla) con papas y boniatos asados, y la verdad que la harmonía entre plato y vino fue estupenda. Pero para aquellos amigos vegetarianos, o que simplemente optan por no comer carne, les tenemos buenas noticias: el Rastros do Pampa Tannat también le hace muy buena compañía a risottos (por ejemplo uno de tomates secos y queso parmesano) o una buena pasta rellena de espinaca salseada con crema y hongos.

 


Otras dos etiquetas elaboradas con Tannat por Guatambu recibieron muy buenos puntajes en la evaluación para Descorchados: Angus Tannat, y Da Estância Tannat, ambos con 90 puntos y clasificados en la categoría “Melhores da Campanha Gaúcha”.


-------------------------------

 

 
« •Inicio••Prev•12345678910•Próximo••Fin• »

•Página 5 de 69•

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.