SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Una leyenda embotellada en los Pampas

 

Hace solo algunas semanas Guatambu Estância do Vinho lanzó su nueva línea de vinos Lendas do Pampa. Presentados en tres versiones varietales: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, y Tannat – todos de la zafra 2015 – estas etiquetas cuentan una historia tradicional de la región de la Campanha Gaúcha. Atractivos colores, mucha fruta enlazada con las especias de la madera noble, y redondés de taninos son tres aspectos muy destacables en la más nueva línea de vinos que cuenta con el asesoramiento enológico del uruguayo Alejandro Cardozo

 

 

 

 

Texto: Somm. D. Arraspide / Fotos: Divulgación y Andrea Fontes

 

Con el Tempranillo, “la uva que madura primero en nuestros viñedos” (tal como lo explicara la Enóloga Gabriela Pötter) es que se inicia esta leyenda basada en “O baile dos Anastácio” (en castellano “El baile de los Anastácio”) una historia tradicional contada particularmente en esta región fronteriza de Rio Grande do Sul. La imagen utilizada en esta etiqueta es la de la llegada de los invitados a la fiesta de la familia anfitriona.

 

El segundo capítulo – por así decirle – continúa por el Cabernet Sauvignon, una uva que sin dudas ha dado muchas satisfacciones a la empresa elaboradora, ya que se trata de la primera vinífera por ellos plantada y elaborada cuando inclusive no contaban con vinícola propia. En este caso el dibujo estampado en las etiquetas es el de dos músicos que dan comienzo a la fiesta.

 

Completando la línea de vinos – y la historia-leyenda – aparece en escena el Tannat, vino que en su etiqueta (manteniendo la gráfica de los otros dos) se resuelve con la imagen de una pareja bailando. Tannat que – a nuestro entender – es, de estas tres etiquetas, el vino de mayor potencia y estructura, pronto para ser bebido, pero que el pasar del tiempo seguramente mostrará todo su potencial.

 

 

Familia Pötter en Porto Alegre en el lanzamiento de la nueva línea Lendas do Pampa

 

La leyenda

 

Pero, cuál esa esa leyenda del “Baile de los Anastácio”? Narra la historia que en un lugar próximo a donde se encuentra la sede de la vinícola, en la actual Estância Guatambu (interior del municipio de Dom Pedrito) el deseo de Riograndino Anastácio y su esposa Minuana (propietarios de esas tierras a fines del siglo XIX) quieren casar a su hija Maria Pampiana, a la que le buscan un “pretendiente” cuyas dotes impulsen los negocios de la familia, y ese deseo los lleva a organizar este baile que duró 30 días, el más largo de todos los tiempos, según se sabe.

 

 

 

En tanto los padres de Maria ignoran el deseo de la joven al querer – por sus intereses familiares – arreglar su matrimonio, en el lugar la fiesta es grande y entre bailes, asados, mucha música, y romances, el acontecimiento luego se torna famoso y pasa a integrar el anecdotario tradicional de la región.

 

Los vinos

 

Se trata de partidas limitadas de aproximadamente 1.000 a 1.300 botellas de cada vino, todo producido con una selección de las mejores uvas cosechadas durante la vendimia del 2015 en el viñedo que la familia Pöter cultiva en la Estância Leões localizada en la Serrinha de Dom Pedrito.

 

Doble selección de racimos (en viña primero, y luego en bodega) a lo que se suma una selección grano a grano en cinta transportadora, seguido de un encubado y maceración en frío que luego da paso a la fermentación, dan como resultado vinos de colores muy vivos, límpidos y brillantes. Crianza en barricas de roble francés y americano nuevas (de 12 a 14 meses según la variedad) completan los procesos de elaboración supervisados por el enólogo uruguayo Alejandro Cardozo (asesor de la vinícola).

 

Los tres vinos presentan una graduación alcohólica de 14% en volumen, y están envasados en botellas que vacías pesas entorno de 950 gramos. El Tempranillo posee una sutileza de aromas muy elegantes y armoniza muy bien con carnes como pato y con jamón ibérico; mientras el Cabernet Sauvignon se muestra bien expresivo y de gran tipicidad, maridando muy bien con unos pimientos a la parrilla rellenos con queso provolone; que en el caso del Tannat se muestra con una explosión de frutos rojos maduros y especias, casándose de maravillas con un buen entrecot de Hereford jugoso (o a lo sumo en su punto) acompañado de la infaltable “farofa temperada” que es tan común en las mesas gaúchas.

 

 

 

 

Mayor información sobre Guatambu y sus vinos en: www.guatambuvinhos.com.br

 

----------------------------------

 

 
6 espumantes gaúchos para celebrar el 20/09

 

De uvas cultivadas en la Serra Gaúcha, estos espumantes elaborados por 6 empresas de diferente porte, son excusas ideales para descorchar este festivo 20 de setiembre, o por qué no, para beber durante toda la primavera que comienza esta semana. Don Guerino, Chandon, Cristofoli, Miolo, Decima y Casa Valduga son los recomendados en esta oportunidad. Disfrútelos!

 

 

 

 

Texto: Somm. Daniel Arraspide / Foto: Tierra de espumantes

 

Sabido es que en Brasil se elaboran excelentes y premiados espumantes. Y si bien dentro de este grande y extenso país ya se cuentan varios estados como productores de la bebida, es en Rio Grande do Sul – y con énfasis en la Serra Gaúcha – en donde nacen la mayor cantidad de productos destacados en esta materia.

 

Jóvenes, frescos y refrescantes, de esos que prefiere todo el mundo cuando llega la hora del brindis (y del simple disfrute en pareja, con amigos, o en la reunión familiar) o maduros, complejos y estructurados, un estilo más procurado por consumidores entrenados y que gustan de buscar armonizaciones más específicas, ambos estilos vienen mostrando un crecimiento en las ventas y preferencias del público cada día más interesado por estas burbujas made in Brasil.

 

 

 

Por eso en este día tan especial – feriado en que se celebra el inicio de la Revolução Farroupilha – la recomendación es brindar con estos espumantes, una bebida que en la actualidad se encuentra en plena evolución, revolucionando consumidores, no solo dentro de fronteras, sino también fuera de ellas. Dejamos de esta forma, 6 recomendaciones, repartidas en dos estilo, para que cada uno elija cual / cuales descorchar.... quién dijo que hay que probar solo uno?

 

Jóvenes, frescos y refrescantes

 

Don Guerino Prosecco Brut (Vinícola Don Guerino)

Elaborado por el método Charmat, este espumante de fino perlage y color bien claro con leves reflejos verdosos, se muestra con elegantes aromas a frutas de pulpa blanca y flores como el azahar. En boca es muy fresco, agradable y con acidez final muy balanceada. Ideal con unos camarones a la milanesa.

 

Chandon Passion (Chandon do Brasil)

Uno de esos clásicos muy buscados en ambientes como el de las baladas. Con proceso Charmat y variedades aromáticas, Chandon pone a consideración de los consumidores un producto de gran equilibrio entre azúcar y acidez. De tono rosé asalmonado y muy buena fruta, es un espumante que va muy bien con helados y postres con frutas.

 

Cristofoli Perso Brut Rosé (Vinhos Cristofoli)

Este jovial burbujeante que se elabora con método Charmat, se muestra con un atractivo perlage inquieto y ascendente. Con delicado color rosado, aromas que recuerdan a las ciruelas rojas y la cáscara de la naranja, su final en boca se torna muy agradable por su buena acidez. Genial con unos canapés de melón y jamón ibérico.

 

 

Maduros, complejos y estructurados

 

Miolo Brut Millésime 2011 (Vinícola Miolo)

Un tradicional corte de Pinot Noir y Chardonnay elaborado por el método tradicional, dando origen a este espumante de muy buena factura, que si bien muestra tonos maduros y de los fermentos responsables de la segunda fermentación en botella, mantiene buena frescura que lo definiría como el menos “pesado” de los tres espumantes reseñados en esta categoría. De tonos amarillos verdosos, y burbujas bien finas, excelente expresión de fruta blanca y buena acidez, se hace muy indicado a la hora de armonizar un risotto de tomates secos y rúcula.

 

Decima Brut Champenoise 2010 (Vinhos Decima)

De la selección de vinos base Chardonnay, a los que se suman los de Viognier, resultan en este complejo espumante elaborado con un largo proceso que el enólogo uruguayo Alejandro Cardozo y su equipo desarrollan en Caxias do Sul. Color amarillo con reflejos leves dorados, aromas a frutas blancas en compota y cáscaras de frutas cítricas cristalizada (naranja, limón) a las que se suman los trazos de las levaduras traducidas en notas de pan tostado, dan como resultado este espumante de textura cremosa, y crocante acidez. Insuperable al lado de una lasagna de conejo.

 

Casa Valduga Gran Reserva 60 meses 2009 (Casa Valduga)

Una cuvée de uvas cosechadas en el Vale dos Vinhedos (Chardonnay – Pinot Noir) y un  cuidadoso – además de largo – proceso donde se produce la autólisis (muerte de las levaduras responsables de la segunda fermentación) donde la fruta da paso a las notas maduras de frutas pasas, especias y fermentos. De burbujas que ascienden lentamente, color amarillo con notorios reflejos dorados, bien estructurado en boca, cremoso y buena acidez final, es un espumante que suele gustar mucho a quienes buscan un estilo “más europeo”. Pruébelo con una codorniz rellena.

 

------------------------------------

 

 
6 periodistas, 4 enólogos, 2 sommeliers, 1 organizador de eventos, 1 músico y 1 actor comentarán vinos del 2016

 

A pocos días de llevarse a cabo la mayor degustación colectiva del mundo, la expectativa es grande por conocer cuáles serán los 16 vinos más representativos de la última vendimia. El multidisciplinario panel de comentaristas tendrá la responsabilidad de transmitir las bondades de estos vinos para un público de 850 personas este próximo sábado 24 de setiembre

 

 

 

 

Texto: Somm. Daniel Arraspide / Fotos: divulgación

 

Se trata de la Avaliação Nacional de Vinhos organizada por la Associação Brasileira de Enologia, que en su edición número 24 se celebrará una vez más en la capital brasilera de la uva y el vino, la serrana, ordenada y limpia ciudad de Bento Gonçalves en Rio Grande do Sul.

 

 


 

Para nosotros – del portal Vino & Bebidas – es un enorme placer poder acompañar este evento por séptimo año de forma ininterrumpida, y a su vez sumar amigos decididos por vivir la gran experiencia de estar presentes en un evento de este género, al llevar a un grupo de enófilos y profesionales uruguayos que por primera vez asistirán a este encuentro.

 

 

 

Y si bien toda la programación que en esta jornada se desarrolla – desde datos técnicos respecto al comportamiento de la última zafra, pasando por un espectáculo artístico, homenajes a hombres y mujeres que han marcado trayectoria en el mundo de la vitivinicultura del Brasil, y un opíparo almuerzo buffet regado a vinos – sin dudas, los momentos de mayor expectativa se dan cuando cada uno de los 15 comentaristas invitados (a los que se suma un comentarista más sorteado del público) interpretan cada uno de los 16 vinos servidos con sumo cuidado por alumnos de los cursos de enología, gastronomía y enoturismo.

 

Quieres enterarte quienes son los 15 comentaristas invitados para esta edición 2016?

A saber.....

 

1. Aldemir Dadalt – sommelier y empresario (Brasil)

2. Baudouin Havaux – periodista (Bélgica)

3. Christian Bernardi – Enólogo del Año 2015 (Brasil)

4. Cristián Aliaga  – enólogo (Chile)

5. Diego Arrebola – sommelier (Brasil)

6. Guilherme Velloso – periodista (Brasil)

7. Juan Carlos Rincón – periodista (Reino Unido)

8. Liana Sabo – periodista (Brasil)

9. Marcelo Copello – periodista (Brasil)

10. Pascal Marty – enólogo (Francia)

11. Petrus Elesbão –  organizador del evento Vinum Brasilis (Brasil)

12. Rebecca Murphy – periodista (USA)

13. Stavroula Liapi – enóloga (Grécia)

14. Thiago Rodrigues – actor (Brasil)

15. Túlio Dek – músico (Brasil)

 

 


 

La recomendación es – si es que te inscribiste para el evento – llegar temprano al Parque de Eventos de Bento Gonçalves, retirar las acreditaciones junto al kit de materiales (que incluye las 2 copas que serán utilizadas) ubicarse en una de las mesas lo más cercano posible del escenario, y claro, abrir la cabeza, y dejarse seducir por los excelentes vinhos do Brasil. Seguro vivirás una gran experiencia!

 

Saúde!

 

------------------------------

 

 
Un terruño creado de cero y a mano reflejado en 8 copas

 

Puede ser que la cata vertical de un determinado vino sea testimonio de la construcción de identidad de un terruño? Cuánto peso tiene el manejo cultural del ser humano en el terroir y cómo este se refleja en el producto final? Ocho copas – servidas con diferentes añadas – del Remolinos Vineyard Cabernet Sauvignon Finca Decero mostraron que si bien suelo y clima son fundamentales, la mano del hombre – en viñedos y bodega – es determinante a la hora de hablar de estilo y alma del vino

 

 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

 

El grupo era pequeño, las botellas escasas, el salón bien iluminado, y el interlocutor un tipo serio. Se trataba de profesionales, y de consumidores ilustres invitados por Alejandro Domínguez (Director de Iberpark) a la cata vertical de las cosechas 2006 a la del 2013 (sin excepción de ninguna) en el “salón de piedra” de la Facultad de Química de la UDELAR. La presentación estuvo dirigida por Leandro Bastias (encargado de exportaciones de Finca Decero) que en misión de trabajo en nuestro país, nos brindó la posibilidad de poder entender – de manera bastante práctica – como se expresa una filosofía cuando el propósito trazado es el de llegar a elaborar vinos de terruño.

 

El sommelier Pablo Rodríguez (coordinador de la Carrera de Sommelier de FUNDAQUIN) junto a dos colaboradoras, no escatimaron en detalles, resultando en un servicio perfecto además de muy disfrutable. Los participantes estábamos con expectativa sobre qué descubriríamos en esas ocho copas ya servidas que encontramos al ingresar al salón.

 

 

 

Leandro Bastias comenzó con su presentación, ubicando a Mendoza en el mapa de Argentina, luego a Luján de Cuyo como departamento, y más específicamente a Agrelo como localidad en la que se encuentra enclavada Finca Decero con sus 165 hectáreas de viñedos cultivados a una altura de 1.050 metros sobre el nivel del mar, casi recostados contra la precordillera andina, en suelos de origen aluvionales.

 

Pero si una cosa a resaltar tiene de diferente Finca Decero respecto a otras empresas que cultivan sus uvas en esta misma región, eso es que ellos comenzaron de la nada, de cero, invirtiendo en un terreno en el que no existían viñedos. A eso nos referimos cuando hablamos de la construcción de un terruño, algo que para muchos tal vez resulte chocante o hasta inclusive contradictorio.

 

 

Pedro Parra, el "Doctor Terroir" en una calicata

 

Y como con el acierto y el error es que se aprende, sin agarrarse de “vicios del pasado”, lo nuevo se debe construir sobre una base sólida. Base que en la actualidad viene a ser fortalecida por los estudios y mapeos de suelos que dentro de la propiedad Finca Decero viene llevando a cabo con el asesoramiento del experto chileno Pedro Parra, una de las pocas eminencias que existe en el mundo en materia de terruños.

 

Ahora pues, una de las conclusiones a las que se podía llegar con la cata vertical de este Cabernet Sauvignon era que la filosofía de trabajo aplicada al viñedo permite dar determinada uniformidad y estilo definido a un vino, una identidad, claro está que con las variables climáticas que año a año se dan de manera natural, pero sin grandes saltos a nivel cualitativo.

 

 

 

Colores que en las ocho copas se mostraban firmes (dentro de una gama cromática similar) aromas de fruta silvestre madura (sin esa sobremadurés que a veces aburre) y ausencia de pirazinas verdes, sumados a los delicados trazos de las barricas francesas bien trabajadas que se manifestaban con un muy agradable buqué de especias, daban un paso de boca medio, elegante, con taninos pulidos y agradable final donde la acidez se manifestaba con un largo de boca interesante.

 

 

(foto gentileza de Sommelier Pablo Rodríguez)

 

Cuál era el preferido? Difícil ponerse de acuerdo entre 15 personas. Nuestra elección fue el de la cosecha 2010, para otros el 2008, mientras otros optaron por el 2009. Mas allá de ello, lo importante, y que creemos a nuestro entender es vital para entender mejor lo que intenta transmitir el vino y sus creadores, es que te guste el 2006 (aún muy vivo, con toques evolucionados y con mucho por dar aún) o el joven y brioso 2013 (que seguramente dentro de algún tiempo mostrará lo mejor de sí) es que en todos los vinos probados se reflejaba un muy buen trabajo de viñedo y bodega, donde la mano del hombre ha sido fundamental a la hora de tomar decisiones. Sin dudas, un componente imprescindible en esta creación de identidad que todo terruño debe transmitir.

 

-----------------------------------

 

 
ALTOTINTO, los vinos de México viven y luchan

 

Una presentación llevada a cabo en Montevideo con tres vinos varietales producidos en la región de la Baja California mostró la nueva cara de la vitivinicultura azteca. Colores vivos, aromas elegantes, complejos, estructurados, buena acidez y nada “salados”, son solo seis de las características de estos tintos producidos por la enóloga uruguaya Laura Chiappella, los que en breve se comenzarán a comercializar en nuestro país

 

 


 

 

Texto: Sommelier Daniel Arraspide

 

México cuenta con siete regiones vitivinícolas dentro de su amplio territorio. A saber, y ordenadas de sur a norte: Queretaro (la más cercana a Ciudad de México), Aguascalientes, Zacatecas, Durango, Coahuila, Sonora, y Baja California (la más norteña y fronteriza región con los EE.UU que los productores mexicanos ven como una de las más prometedoras en materia vitivinícola)

 

 

 

En el país se producen vinos desde los tiempos de la colonización española, sin embargo la tradición y el consumo se vio muy disminuido con el pasar de los siglos, al punto que en la actualidad existe toda una nueva movida en materia de producción orientada a la calidad y un creciente interés por parte de los consumidores ávidos por probar lo nuevo. Por su parte los productores de uvas han hecho alianzas para valorizar su producto que hasta hace no muchos años era pagado a precios miserables por multinacionales del sector que en cierta forma son las responsables por la mala imagen que el vino mexicano en su conjunto fue acuñando.

 

 

 

Dentro de esa “nueva movida” vitivinícola, un uruguayo radicado en México desde hace varios años, Fernando Heguerte, decidió dar el paso y comenzar a producir vinos de calidad en partidas limitadas. Con el asesoramiento y enología de la conocida Laura Chiappella, en el 2012 vieron nacer sus primeros vinos con la marca ALTOTINTO, elaborados con uvas cultivadas en el Valle de Santo Tomás, Ensenada (Baja California) que hoy se encuentran en el mercado y vienen recibiendo muy buena crítica.

 

 

 

Crítica objetiva como la que recibieron este pasado martes 30 de agosto , cuando un pequeño grupo de amigos tuvimos la posibilidad de probar tres de estos caldos en La Fonda del Puertito. Allí, la propia winemaker de los ALTOTINTO’s nos contó sobre el clima cálido de la región, las variedades implantadas, y de la necesidad de riego en los suelos semi-áridos. Por otro lado se abordaron temas como el de la salinidad que presentan muchos vinos mexicanos (y a veces falta de acidez) que en definitiva termina resultando en productos desequilibrados que no siempre agradan, y algo en lo que ALTOTINTO viene poniendo especial cuidado para diferenciarse.

 

Con una filosofía que rescata algo que es bastante más que un simple slogan, lo de “vinos de autor” cobra sentido cuando se prueba el ALTOTINTO NEBBIOLO 2012, vino que se muestra con un color muy vivo y brillante llamando la atención ya al primer contacto visual. Aromas a frutas rojas silvestres se hacen presentes inmediatamente, y notas de especias como el laurel se conjugan con los tostados de la madera de roble que acunó este caldo durante 15 meses. Mediana estructura, taninos bien pulidos, final con acidez bien equilibrada, y buen potencial de guarda.

 

 

 

Por su lado el ALTOTINTO SYRAH 2012 (que ronda los 15 grados de alcohol en volumen) se presenta contundente en color con una altísima concentración (y no solo cromática) con aromas que recuerdan a las frutas negras bien maduras, a las especias, chocolate, hoja de tabaco seca, té negro, que se percibe carnoso en boca, con un larguísimo y elegante final. Demás está decir que fue nuestro preferido a la hora de elegir uno de los tres degustados.

 

Para finalizar fue servido el ALTOTINTO GRAN CABERNET PREMIUM 2014, que si bien tal vez pueda ser considerado un tanto “más tradicional” que los anteriores, se mostró con un bello color de capa media, aromas elegantes en donde no aparecía nada de pirazinas o notas verdes, estructura mediana y jugosa, taninos bien resueltos y final elegante que invitaba de inmediato a un segundo trago.

 

Una muy buena noticia: los vinos ALTOTINTO estarán en breve a la venta en Uruguay!

 

 

-----------------------------------

 

 
« •Inicio••Prev•12345678910•Próximo••Fin• »

•Página 1 de 51•

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.