SUSCRIBIR NEWSLETTER

Newsletter semanal

* campo obligatorio

Areniscas que se tornan Lagrima’s de Oro

 

Un nuevo terruño surge en el Uruguay profundo, al norte del Río Negro en el Departamento de Tacuarembó. Allí – en un establecimiento cercano al poblado de Paso Hondo – inversores franceses apostaron por un pequeño viñedo y por mano de obra calificada en un proyecto que cuenta con la dirección técnica del reconocido Enólogo Fernando Pettenuzzo

 

 


 

Texto y fotos: Sommelier Daniel Arraspide

 

Sorprendió a más de uno en el Salón del Vino de Enjoy Conrad (donde fueron presentadas algunas de estas nuevas etiquetas) el hecho de escuchar “son vinos elaborados con uvas cultivadas en Tacuarembó”, y ello llamó la atención, o mejor dicho, despertó la curiosidad para que unos cuantos consumidores primero probaran, y luego aprobaran la propuesta de Domaine de L’Arvol (así el nombre de la novel empresa) que ya cuenta una media docena de años desde su fundación, pero que hasta el momento se había mantenido al margen del mercado interno.

 

Surgida inicialmente con la idea de abastecer de vinos a los clientes de las empresas que gerencia alrededor del mundo, la propietaria de Domaine de L’Arvol decide ampliar sus horizontes y apostar también al mercado doméstico uruguayo. Un mercado en donde siempre hay lugar para novedades, sobre todo cuando se trata de vinos elaborados en pequeña escala y con un concepto que prima la alta calidad por encima de la cantidad producida.

 

Con una línea actual que se reparte en cinco etiquetas: tres vinos tranquilos de los cuales uno es un rosado y dos son tintos de diferente estilo, a los que se suman dos burbujeantes (uno blanco y otro rosado) elaborados por método tradicional, el emprendimiento se centra en dos marcas: Areniscas para el caso de sus vinos (con la que hacen honor a ciertas carecterísticas de sus suelos) y Lágrima de Oro para los espumosos, estos últimos, dos productos bien diferenciados entre sí que se suman en la vendimia del 2015.

 

 

Enólogos Álvaro Giacobbe y Fernando Pettenuzzo

 

Domaine de L'Arvol no cuenta con bodega propia, algo que aún no justificaría la inversión dado su pequeña producción, por lo que arrienda superficie en la Bodega Santiago Giacobbe localizada en Puntas de Manga (Montevideo) local donde la flamante empresa instaló sus propios tanques y barricas. La comercialización de los vinos está a cargo del enólogo Álvaro Giacobbe, quien además trabaja en conjunto con Pettenuzzo en varios proyectos.

 

Pero volviendo al norte, a tierras tacuaremboenses, y de acuerdo a lo comentado por el enólogo cuando fuimos invitados a degustar los vinos, nos enteramos que “las características de los suelos son muy particulares, son sueltos, arenosos, profundos y de muy buen drenaje, con buena amplitud de temperaturas entre el día y la noche”. Tierras en las que – repartidas en una hectarea – se plantaron inicialmente las variedades Tannat, Cabernet Sauvignon, Malbec, y Tempranillo en tintas, además de Chardonnay como única blanca.

 

"El Malbec no convence, y en esta zafra 2017 (próxima a la vendimia) le daremos la última oportunidad. Si no tenemos buenos resultados este año, se va a arrancar y aprovechar esa tierra con otra variedad mejor adaptada” sentenció Pettenuzzo haciendo referencia a la uvas elegidas. Ya al referirse sobre la vinificación de los tintos, particularmente a los de la cosecha 2014 (que son los que actualmente se comercializan) el enólogo nos decía que “las cinco variedades se molieron y fermentaron juntas, inclusive el Chardonnay, lo que nos llevó a que, a medida que íbamos cosechando se colocaran las uvas en cámara frigorífica hasta tener el total de las cinco variedades cosechadas”.

 

Hablando de los cuatro productos degustados (ya que el rosé se encuentra agotado) queremos destacar dos que a nuestro entender son los que más nos llamaron la atención….

 

ARENISCAS Tinto Gran Blend Crianza 2014

 


 

Se trata de un corte de uvas co-fermentadas, en las que fuera efectuada una maceración prefermentativa en frío, y que luego de culminada la fermentación alcohólica fuera descubado a barricas nuevas en las que permaneció en promedio 8 meses. Así se obtuvo un vino de color rojo oscuro con destellos violáceos, que en nariz se presenta seductor con muy buena fruta roja y negra silvestre, delicadas especias provenientes de madera noble a las que se suman sutiles notas de coco y chocolate amargo. Ya en la boca se percibe con taninos aterciopelados, acidez firme y jugosa, y muy buen equilibrio final que lo revela como un vino de perfil bien gastronómico que acompaña platos de carnes de caza, como por ejemplo una magret de pato en su punto.

 

LAGRIMA DE ORO EXTRA BRUT 2015

 


 

Fruto de una cuvée de vinos base 70% Chardonnay – 30% Viognier, con una segunda fermentación en botella de aproximadamente 9 meses sobre borras, este fino burbujeantes es, sin dudas, el más diferente espumoso natural uruguayo elaborado hasta el momento. De estilo semi-maduro, con notas que recuerdan mucho al estilo de los espumantes européos (sobre todo de la región de la Champaña) una vez servido en la copa, se muestra inquieto y de pequeñísimas burbujas que ascienden continuamente. De color amarillo vivo con reflejos dorados, aromas complejos que recuerdan las frutas de pulpa blanca y carnosa, cáscaras de cítricos confitados (limón, pomelo, naranja) a las que se suman notas de pan tostado y fermentos, se muestra como un producto complejo que está pensado para consumidores entrenados. En boca se presenta amplio, cremoso, repitiendo las notas encontradas en la nariz, y con un final largo de acidez bien marcada. Ideal acompañado de un filet de salmón grillado con salteado de vegetales y crema acida.

 

 

Dio agua en la boca? Encuentre los selectos productos de Domaine de L'Arvol en selectos establecimientos del circuito gastronómico, en licorerías y en las tiendas de la importadora Vinos del Mundo (Punta del Este y José Ignacio)

 

 

-----------------------------------------

 

 

 
Venta de tickets para 8 Sommeliers Defienden Su Vino en Punta del Este Resort & SPA (ex Mantra)

 

Luego del éxito definido por muchos como “el evento del año” en materia de vinos, cuando en noviembre pasado un staff de 8 sommeliers uruguayos se presentaron en el Hilton Garden Inn Montevideo, llega el turno de la “Versión Este”. Con el mismo grupo humano especialista en vino y bebidas, nuevas etiquetas y platos se anuncian para deleitar los sentidos de los asistentes que el viernes 10 de febrero de 2017 participen de una gran cena-maridaje en el Punta del Este Resort & SPA (ex Mantra) con la cuidada gastronomía a cargo del chef italiano Michele Chiaranda. Espumante, blancos, rosados, tintos, y hasta un Sauternes, servidos y defendidos por un panel de profesionales, son solo algunos de los motivos que te harán plantear “a este evento no me lo puedo perder!” Reserva ya tu lugar, las vacantes son limitadas!

 

 

 

 

Texto: Vino & Bebidas

 

Si el evento "de los 8 sommeliers" llevado a cabo en Montevideo te gustó, si por H o por B no pudiste asistir, si quedaste en lista de espera cuando los tickets se agotaron, o si simplemente no te animaste a ir, hoy te damos una buena noticia: el viernes 10 de febrero, en Punta del Este, tendrás una nueva oportunidad de poder acompañarnos.

 

 

Ese noche – a las 20:30 – dará comienzo una nueva instancia donde 8 Sommeliers Defienden Su Vino, en este caso, en instalaciones del Punta del Este Resort & Spa (ex Mantra) donde Liliana Santos, Jacqueline Silva, Federico de Moura, Teddy Marquez, José Adolfo Burger, Juan Lazo, y Nani Bidegain – en compañía y organización de Daniel Arraspide – defenderán 8 vinos y 8 platos, en formato de cena degustación, con el objetivo de deleitar y sorprender los sentidos de los presentes.

 

El público será recibido con el prestigioso burbujeante nacional María Zarranz Extra Brut (elaborado por Viña Varela Zarranz) la bebida de su género que durante varios años ha sido la preferida de los consumidores uruguayos.

 

 

 

Las pre-reservas de tickets se realizan mediante contacto al e-mail •Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla• y se confirman solamente mediante pago a través de Giro Abitab / Red Pagos, o depósito / transferencia bancaria a cuenta de Itaú.

 

El precio único de los tickets es de $ 2.400 por persona, dando ello derecho al menú debajo descripto (espumante de bienvenida, todos los vinos y sus correspondientes maridajes, agua mineral, té o café)

 

 

Interesados deberán solicitar datos para efectuar giro, depósito o transferencia al e-mail arriba indicado. Los lugares son limitados y la organización del evento no garantiza los mismos sin el pago correspondiente en tiempo y forma.

 

El Punta del Este Resort & SPA ofrecerá una tarifa especial con importantes descuentos a quienes opten por hospedarse en la fecha del evento. Las consultas y reservas (para este caso) pueden efectuarse a partir de enero al teléfono +598 4277 1000.

 

Esperamos contar con vuestra presencia, la cual sin dudas nos honrará!!

 

----------------------------------

 

 
Lo nuevo de Garzón, su Sommelière, el sushi, y vos

 

El pasado 24 de octubre Bodega Garzón presentó – con un gran evento realizado en el propio establecimiento – las nuevas añadas de sus vinos, así como nuevas líneas en las que suma cepas como Marselan, Cabernet Franc y Petit Verdot. Semanas más tarde – en Montevideo – una cena maridaje nos permitió volver a probar algunos de estos vinos, en esa ocasión armonizados sabiamente por la Sommelière de la bodega – la carismática Adriana “Nani” Bidegain – quien supo no solo maridar blancos y rosados con la cocina oriental de Naru Sushi Bar, sino también los frutados tintos. A vos te gusta el sushi? Anímate a probarlo también acompañado de vinos tintos, seguro será una gran experiencia!

 

 

 

 

Texto Somm. D. Arraspide / Fotos: Marcos Arraspide, D. Arraspide

 

Mucho se escribió luego de la presentación de los nuevos vinos de Bodega Garzón.... sobre el lugar y la millonaria inversión de Alejandro Bulgheroni, de la presencia en el evento de su asesor enológico – el italiano Alberto Antonini – y su interpretación del terroir, de su experimentado Gerente General el chileno Christian Wylie (hasta ahora todos extranjeros) y de su Enólogo residente y su Ingeniero Agrónomo, los uruguayos Germán Bruzzone y Eduardo Félix respectivamente. Todo bien, sin dudas los hombres (y mujeres) son parte muy importante en ese concepto denominado terroir (terruño si lo prefieren)

 

Sin embrago, la cadena estaría incompleta si todo se “cerrara” ahí. Es importante recordar cual es el último eslabon de esa cadena que une al productor con el consumidor: el sommelier, que en su rol de servicio comunica las bondades de las bebidas en combinación con diversos tipos de alimentos.

 

 

 

En este caso concreto nos queremos detener para hablar del trabajo de alguien a quien respetamos, la Sommelière de Bodega Garzón. Nos referimos a la colega Adriana “Nani” Bidegain, una capacitada profesional que con estudio, esfuerzo, y dedicación ha sabido ganarse la simpatía de miles de compatriotas y turistas que han estado presentes en los eventos y maridajes en los que ella ha trabajado.

 

 

 

Y ya que de trabajo hablamos, es importante señalar que la cocina oriental (o más precisamente el sushi) ha crecido en cuanto a demanda en los últimos años en nuestro país, y ello ha llevado a que diferentes bebidas estén intentando ocupar la mesa del consumidor a la hora de regar esos rolls y piezas tan deliciosas. La cerveza por un lado (sea industrial o artesanal) hace su trabajo, también los cócteles y tragos por otro; y el vino – tal vez aún el menos tenido en cuenta – lucha por conquistar el paladar del comensal habitué de este tipo de comida o bocados.

 

 

 

Lo más común es pensar – cuando se habla de armonizar sushi con vinos – en blancos, rosados y espumantes. Pero, qué sucede con los tintos en este caso? Deberían quedar excluidos? Definitivamente la respuesta en NO.

 

Nos detendremos en tres etiquetas que – a nuestro entender – hicieron lo que se dice “un bonito juego” al lado del sushi preparado en Naru para esa noche primaveral. Un blanco y dos tintos.

 

Mientras por su lado el fresco y de excelente tipicidad varietal Garzón Estate Sauvignon Blanc 2016 se lució y ganó a sus pares blancos, haciendo una óptima armonía con el duo de ceviches (uno clásico y otro “al wasabi”) refrescando y limpiando el paladar, como era de esperarse con este maridaje bien tradicional, los tintos dejaron a todos boquiabiertos por lo osado del maridaje sugerido por Bidegain.

 

 

El Garzón Single Vineyard Pinot Noir 2015 (servido bastante fresco como corresponde.... a unos 12 grados) supo maridar a la perfección con los “crunchy’s” rolls calientes, rebosados en panko y en tempura, servidos con salsas de mostaza y miel, donde sabores delicados (y a su vez definidos) como el de la palta, el salmón ahumado, y los langostinos, se conjugaron en perfecta combinación con un vino al mejor estilo New World Wine.

 

 

 


Por otro lado el Garzón Single Vineyard Petit Verdot 2015, un vino que presenta una estructura interesante (pero que carece de taninos ásperos) supo hacerle frente al postre: un soberbio cheese cake de frutos rojos que combinó esa nota de frutos silvestres del vino con los propios del dulce en cuestión, sin taparse uno al otro, sino armonizando por paridad.

 

Toda una gran experiencia que merece ser vivida, claro, abriendo la cabeza y dejándose sorprender, y si es guiados por un profesional, mejor todavía!

 

 

------------------------------------------------

 

 
Degustando Penfolds por lo alto

 

Bin 128, Bin 389, y Bin 407 son tres bellos ejemplares que la australiana Penfolds produce en diferentes terruños de la isla-continente. La pasada semana los pudimos degustar en el Piso 40 de la torre 4 del WTC, con una cena muy bien maridada y donde además pudimos degustar el fresco y oceánico neozelandés Sauvignon Blanc de MATUA (otra bodega gerenciada por el mismo grupo que administra Penfolds). Wine Select y Vinos del Mundo apostaron por lo alto, descorchando inclusive botellas del afamado St. Henry Shiraz Vintage 2008, un vino más allá de especial que muestra el potencial que esta variedad presenta en Australia

 

 

 

 

Texto y fotos: Sommelier Daniel Arraspide

 

No es todos los días que se tiene la oportunidad de degustar estos vinos especiales, contemplar la vista urbana de Montevideo desde un piso 40, ni tampoco comer platos tan bien resueltos y especialmente pensados para vinos específicos. Sin embargo, esa experiencia se materializó el pasado miércoles 9 de noviembre cuando – por invitación de Wine Select – pudimos participar de una gran gala llamada Penfolds on the TOP.

 

 

 

Corresponde hacer una confesión: la variedad Syrah (o Shiraz como prefieren llamarle los australianos) siempre nos llamó mucho la atención. Desde que nos iniciamos en el mundo del vino y hasta estos días – luego de 15 años transitando por estos caminos – no hemos ocultado nuestro amor por esta cepa.

 

 

 

Y bueno, sin dudas Australia es referencia cuando se habla de Shiraz, vinificada en clima cálido, un estilo de esta variedad que se muestra con ejemplares golosos y estructurados, con altos índices de alcohol y concentraciones de color realmente destacables, tanto como los vinos que probamos y que a continuación reseñamos junto a otros que no fueron elaborados con Shiraz....

 

Bin 128 Coonawarra Shiraz 2013

 

 


 

Con sus 14,5 grados de alcohol en volumen, 12 meses de crianza en cubas de roble francés (26% nuevas, y el 74% restante de segundo y tercer uso) es un vino que si bien ya está pronto para comenzar a ser disfrutado, se estima que evolucionará muy bien de aquí al año 2030, mostrando su capacidad de guarda. De profundo color carmesí, aromas a flores violetas, pimienta negra, frutas negras silvestres, y algo terroso, es un tinto que en boca se presenta con cuerpo medio alto, taninos presentes envolventes, y largo final con acidez muy equilibrada. Lo acompañamos con unas mollejas con puré cítrico, resultando en un maridaje estupendo.

 

 

 

 

Bin 389 Cabernet Shiraz 2014

 

 


 

No se trata de un vino varietal, ya que el Shiraz en un 47% hace blend con el restante 53% de Cabernet Sauvignon, logrando un vino de gran estructura, donde la potencia del Cabernet se conjuga con la carnosidad y riqueza aromática del Shiraz. Elaborado con uvas de 4 diferentes valles (a saber: Barrossa, Wrattonbully, Mc Laren, y Coonawarra) es un vino que madura durante un año en toneles de roble americano de diferente edad. Su color se muestra oscuro, muy brillante, y sus aromas recuerdan mucho a las flores violetas combinadas con toques de fermentos de pan y ahumados sobre un fondo de frutas negras maduras muy presente. En boca se manifiesta con gran presencia, con taninos firmes y finos. Su maridaje fue un soberbio risotto de cordero.

 

 

 

 

Bin 407 Cabernet Sauvignon 2013

 

 


 

Gran expresión de esta uva considerada “la reina de las uvas tintas”, con una etiqueta que se incorporó al portfolio de la bodega con la añada de 1990, logrando un vino muy buscado entre los consumidores seguidores de la marca. Uvas de alta calidad cultivadas en 5 regiones australianas dan origen a este potente y concentrado tinto de color granate muy oscuro y vivo, aromas a frutas negras, especias como la paprika, té negro, hoja de tabaco, y tonos minerales. En la boca se lo percibe con entrada rotunda, gran cuerpo y muy buen desarrollo, para finalizar luego con taninos muy firmes y buena acidez. Gran potencial de guarda. Próximo (calculamos que de aquí a un par de años) a llegar a una expresión magnífica que seguramente permanecerá por 12 – 15 años evolucionando muy bien. Su maridaje: lomo tourneado, simplemente excelente!

 

 

 

 

Qué decir del St. Henry Shiraz Vintage 2008 que ya no se haya escrito por grandes críticos del mundo? Nada! Solo que fue la frutilla sobre la torta que supo coronar la gran degustación, claro, sin desmerecer lo refrescante del Montes Sparkling Angel Brut que vino acompañando la tarteleta de frutas.

 

 

 

Una cena-degustación por demás atractiva, junto a grandes vinos y en compañía de estimados colegas que supieron también apreciar lo bueno. Qué se repita! Salud.

 

-----------------------------------

 

 
Cuestión de maridaje

 

Lograr el casamiento entre alimentos y bebidas – sea por armonización o contraste – suele ser un desafío para los actores de la gastronomía. En el restaurante de una bodega esa cuestión no es diferente, y hasta podría llegar a ser más complicada dado que la oferta de vinos suele limitarse a la propiamente elaborada en el lugar. Sin embargo, con una buena oferta de etiquetas, y un muy buen trabajo de cocina, Establecimiento Juanicó de Familia Deicas logra – a través de Romero en la Bodega – potenciar el maridaje entre excelentes productos locales y los vinos allí producidos, tornando ello en toda una experiencia eno-gastronómica de altura

 

 

 

 

Texto: Somm. Daniel Arraspide / Fotos: Andrea Fontes

 


Sábado al mediodía de una jornada primaveral, sol brillante, cielo azul, viñas verdes y viejas edificaciones rodeando el salón principal de eventos (hoy también restaurante de la bodega) y el capital humano esencial para que ese motor llamado enoturismo (o como él prefiere llamar “turismo enológico”) funcione, representado en la figura de alguien que del tema sabe y mucho: Wilson Torres, Gerente de Turismo y Eventos de Establecimiento Juanicó, con quien compartimos mesa.

 

Mesa que estaba servida.... lindos cubiertos, varias copas de cristal, panera rebosante de panificados elaborados en la casa, etc., etc. Solo faltaba conocer cuál sería el menú elegido para maridar la línea alta que la bodega produce, y que lleva el nombre de sus propietarios: Familia Deicas.

 

 

 

Una vez develada la incógnita, y con la copa llena de las inquietas burbujas del Castelar Brut Reserve, llegó la hora de dar comienzo a un soberbio y opíparo menú de 5 pasos, por demás atractivo, y que luego de finalizado se llega a la conclusión de que también es “sumamente abundante”. Pero, de qué platos hablamos y por qué la elección de esos vinos?

 

 

 

El primer paso del menú, una brusqueta de queso Brie con puerros crocantes. Forma gustosa de dar comienzo a un almuerzo (o cena) de manera leve y en cierta forma descontracturada, combinando un queso tibio (semiderretido) que es muy bien limpiado en boca por la frescura (buena acidez) del burbujeante elegido, que además presentando incidencia de las levaduras responsables por la segunda fermentación, mantiene muy buena fruta fresca y toques cítricos que acrescentan el placer de disfrute ofrecido por la bebida. Bingo! 10 puntos, y es solo el comienzo.

 

 

 

 

La cosa se comienza a poner más seria cuando llega el segundo (y tercer vino) junto al Black River esturión grillado con crema de azafrán, un pescado de carne firme y a su vez delicada, que con las especias y el color del propio azafrán sugiere el acompañamiento de un vino blanco de buena estructura. Lo probamos con el Preludio Blanco 2015 (un vino de gran cuerpo y tonos lácticos de manteca y miel) con el que el plato se lució. Pero lo probamos también con el Single Vineyard Juanicó Chardonnay 2015, y funcionó mejor todavía, dado que la acidez de este último (superior a la del Preludio) agregó ese toque que ayudó a limpiar mejor la boca luego de cada bocado.

 

 

 

El siguiente plato fue el que más nos gustó, y corriendo el riesgo de que alguien nos catalogue de simplistas, no se trataba nada menos, ni nada más, que de unas cintas (caseras claro está) con bolognesa de tres carnes. Plato que vino maridado con el estupendo y elegante Preludio Barrel Select Lote 96 cosecha 2010, un blend de estilo marcadamente Viejo Mundo que casó a la perfección con esta pasta y salsa elaborada con carnes vacuna, ovina y porcina.... simplemente una delicia. La carne – cortada a cuchillo – que se desarmaba en la boca debido a la larga cocción, hacia muy buen juego con la buena acidez de este tinto de taninos presentes pero sedosos.

 

 

 

Subiendo un escalón en potencia, el Massimo Deicas Tannat CRU 2009 – bien aireado en decanter – llegó a nuestras copas, y fue compañero ideal de un corte de res (en este caso entrecotte) con vegetales grillados, que supieron hacerle frente al tanino del potente vino, un ejemplar de gran guarda que seguramente llegará a su ápice en algunos años. Carne cocinada en su punto, con cierto tenor graso, que combinó muy bien con el recio tinto elaborado en honor al primero de los Deicas llegados a Uruguay.

 

 

 

Para finalizar, no podía faltar el primero y más famoso licor de Tannat producido en nuestro país. El Familia Deicas Licor de Tannat (en este caso, el de la zafra 2013) fue el elegido para armonizar – y vaya que lo logró – con la tarta de chocolate con helado y frutos rojos. Notas encontradas en la bebida, que se repetían en los integrantes del propio postre: chocolate, especias, vainilla, mermelada de frutos silvestres..... sin dudas una golosa armonía.

 

 

Romero en la Bodega abre de lunes a lunes al mediodía, y por las noches para grupos con reservas, ofrece dos opciones de menú fijas (y otras por encargue) maridadas con los vinos producidos por Establecimiento Juanicó, en una cocina dirigida por el reconocido chef Alejandro Romero.

 

 

----------------------------------

 

 
« •Inicio••Prev•12345678910•Próximo••Fin• »

•Página 1 de 55•

•Banner•
•Banner•




??Copyrigth 2010 - Todos los Derechos Reservados por Daniel Arraspide - Designed by?? Pandemia Hosting Uruguay.